12 de mayo de 2014

“La solución a las aspiraciones soberanistas es una España federal en una Europa federal”

Ramón Jauregui, es uno de los viejos rockeros que nunca mueren. Vinculado al PSOE desde tiempo inmemorial, conforma la vieja guardia de Ferraz y conserva cual marmita viviente, las esencias vivas del socialismo desde que ostentara responsabilidades en el Ayuntamiento de San Sebastián, luego fuera vicelehendakari del gobierno vasco, delegado del gobierno en Euskadi y durante años diputado y ministro de la Presidencia, hoy aspira al segundo sillón de los socialistas para las próximas europeas del 25 de mayo, donde pueda “ser más útil” a su partido.

¿Qué es para Vd la Unión Europea, una realidad geográfica, política, económica, social?

La Unión Europea es la suma de todas esas realidades pero Europa es sobre todo una forma de entender la vida: con derechos y ciudanía, democracia y estado de derecho. Es modelo social e igualad de oportunidades. Tras dos guerras mundiales y millones de muertos, los europeos hemos sido capaces de construir una Unión política basada en la diversidad y en el libre consentimiento de los Estados miembros en compartir la soberanía. Pero, además, la Unión es la primera potencia comercial mundial, con un mercado único y una moneda única, y continua siendo el modelo social y democrático para el mundo, pese a los graves síntomas de desigualdad que están emergiendo en Europa. Por último, es una realidad política que cuenta con una arquitectura institucional adaptada a los nuevos desafíos pero que debe mejorarse, por ejemplo, en materia de gobernanza de la unión monetaria y económica.

¿Cuál son las principales líneas del discurso programático por parte del PSOE para estas europeas?

Los socialistas defendemos que es necesario un cambio en Europa, que se traduzca en una nueva mayoría y un nuevo gobierno progresista para contrarrestar las políticas de austeridad, que han asfixiado la posibilidad de crecimiento, han generalizado los recortes sociales y han ofrecido una respuesta raquítica al dramático aumento del desempleo. Nuestra prioridad, y la de los Socialistas Europeos, es que la Unión desarrolle políticas orientadas hacia el crecimiento y la generación de puestos de trabajo de calidad, mediante la ampliación de los fondos europeos para la lucha contra el empleo juvenil. Reclamamos, también, una agenda social que permita recuperar la credibilidad perdida, la idea común de una Europa con derechos y cohesión social.

¿Temen que la desafección por la política se traduzca en una fuerte abstención en las europeas?

Soy optimista. A lo mejor baja un poco la participación, pero sabemos que la misma siempre es más baja en las elecciones europeas que en las generales. Los partidos y los medios de comunicación debemos hacer pedagogía, explicar a los ciudadanos que ahora podemos votar al Gobierno de Europa, que decide sobre muchos aspectos de nuestra vida. Además, si algo ha quedado claro en esta crisis es que las principales decisiones sobre la política económica se toman en las instituciones europeas en base al proyecto político de la mayoría gobernante.

Si queremos que haya un giro de la política actual hacia el crecimiento y el empleo es preciso que haya una mayoría política distinta en el Parlamento Europeo y en el conjunto de las instituciones europeas. Esto es lo que el ciudadano debe entender.Solo una mayoría de la izquierda socialdemócrata en Europa será capaz de dar el giro la política económica europea, restaurar el pilar social y hacer una Europa federal.

De la crisis ¿se sale individual o colectivamente? ¿Valen las mismas soluciones para España que para Grecia o más recientemente Francia?

Se sale colectivamente, de eso no cabe duda. No hay salidas nacionales o particulares. Lo que nos hace fuertes es la pertenencia a Europa. Imaginemos como hubiéramos enfrentado la crisis con la peseta y sin el apoyo del resto de socios. Lo que estamos negociando es la orientación que los conservadores están instalado en las instituciones europeas como salida a la crisis. La austeridad y la contracción fiscal por si solas no son suficientes. Reducir el déficit es importante peor necesitamos políticas de estímulo a la demanda y, sobre todo, una mayor convergencia entre el Norte y el Sur.

Giro social frente al austericidio

¿Qué puede aportar el PSOE dentro de la izquierda europea frente al austericidio que sostiene Angela Merkel?

El PSOE, que se presenta a estas elecciones como parte integrante del Partido de los Socialistas Europeos, quiere contrarrestar el sesgo neoliberal de las políticas que han gobernado la Unión en los últimos años yque han realizado una gestión desastrosa de la crisis, centrándose en el ajuste fiscal a ultranza, dañando el crecimiento y destruyendo millones de puestos de trabajo en toda Europa.

Por eso, frente a las políticas de la austeridad de Merkel, Barroso o Rehn y de su candidato a presidir la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, responsables del austericidio, los socialistas proponemos que Martin Schulz, actual presidente del Parlamento Europeo, lidere el giro hacia una Europa más social.El 25 de mayo los ciudadanos podrán cambiar el rumbo de Europa y a la vez empezar a cambiar, también, el rumbo de España. Lo que los ciudadanos deben saber es que el único partido capaz de ganar a la derecha es el de los socialdemócratas europeos.

Esta crisis ¿es solo económica o la UE vive una crisis de más alto rango?

Es también una crisis de competitividad. Todo el mundo debería recordar el Informe de los Sabios sobre Europa 2030. Aquel informe establecía con enorme realismo y, yo añadiría dramatismo, los enormes retos a los que está enfrentada la UE: demográficos, energéticos y de competitividad cuya resolución es condición necesaria pero no suficiente para salir de la crisis.

La crisis es en origen económica, y ha sido tan devastadora que ha conmovido los cimientos de las instituciones, tanto las nacionales como las europeas. De ahí que exista también una crisis política o de legitimidad del proyecto europeo. La UE es garante de paz y de unidad, pero también de prosperidad económica. Este es el eslabón que ha fallado en los últimos años. De ahí que sea fundamental que de estas elecciones salga una mayoría que pueda orientar las políticas de la Unión hacia el bienestar de los ciudadanos, frente a la imposición de subidas de impuestos y recortes sociales. De lo contrario la construcción europea corre riesgo de perder el apoyo de las clases populares y trabajadoras.

¿Qué le sugiere el avance de la ultraderecha en Europa, en Holanda, Francia, Grecia…?

La ultraderecha en Europa no es un fenómeno nuevo, lo conocemos bien por desgracia, no hace falta remontarse a la Segunda Guerra Mundial, pero tampoco conviene olvidarla esa tragedia. El populismo y la xenofobia, incluyendo el anti europeísmo, prosperan cuando las democracias fallan en proporcionar crecimiento económico y bienestar social y cuando disminuye la legitimidad democrática como eje de todas las decisiones políticas. En cualquier caso no hay que exagerar su influencia: el Parlamento Europeo funciona gracias a las grandes familias políticas, el grupo de los no inscritos donde confluyen mayoritariamente estos partidos no tiene ningún impacto real en el proceso legislativo.

A su juicio ¿qué debe de hacer la Unión Europea ante un conflicto como el de Ucrania, debe implicarse de manera superlativa o sólo de manera somera, dónde acaba la diplomacia y dónde empieza la fuerza?

La UE debe implicarse a fondo en la crisis de Ucrania porque es un problema fundamentalmente europeo pero extremadamente complejo por la confluencia de intereses políticos, económicos, energéticos y geoestratégicos. Necesitamos una solución diplomática porque no existe otra alternativa que la paz. La Unión Europea debe evitar un derramamiento de sangre, forzar a Rusia a respetar los compromisos alcanzados en Ginebra y apoyar la soberanía e integridad territorial de Ucrania para lograr la estabilidad en la región.

Conflictos nacionales

El conflicto con Cataluña ¿debe acordarse desde Madrid o desde Bruselas, es cosa de Rajoy o de Durao Barroso?

La cuestión catalana concierne a todos los españoles, y, desde luego, al presidente del gobierno en primer lugar.Lamentablemente, Rajoy está retrasando el debate sobre la reforma constitucional pese a la gravedad en que se halla el modelo territorial español. Y el Presidente Mas persiste en llevar a Cataluña a un callejón sin salida. En esta situación la única vía es la que proponen los socialistas catalanes y españoles.

Si más Europa es la respuesta, la pregunta ¿lleva implícita algo relacionado con Cataluña y Euskadi?

Tal y como yo lo veo, es ineludible avanzar hacia una Unión Federal de Europa. El proyecto europeo no se construye desde múltiples estados, sino cediendo soberanías. En España, como he señalado anteriormente, la solución a las aspiraciones soberanistas pasa por la propuesta federal de PSOE. No se trata de “Catalunya nou estat d’Europa”, lo que es más bien inviable, sino de una España federal en una Europa federal.

El tema de la soberanía que reclaman Cataluña y Euskadi, ¿es parangonable al del Quebec con Canadá o al de Escocia con Reino Unido?

En mi opinión no, pero es cierto que todas esas comunidades nacionalistas (Cataluña, Escocia, Flandes o Euskadi) que existen en Europa comparten aspiraciones nacionalistas. Me consta que hay un gran temor en Europa a esta tentación nacionalista periférica que podría acabar deconstruyendo la propia UE.

Yo creo que no se puede hablar de Catalunya o Euskadi en su conjunto como reclamantes de soberanía. En cualquier caso no se trata de situaciones parangonables. Escocia fue un reino independiente en su día que estableció un pacto con Inglaterra, lo que no es el caso ni de Catalunya ni Euskadi. Además, el Reino Unido no tiene Constitución escrita por lo que cabe hacer referendos de esta naturaleza, lo que no es nuestro caso.

Los sucesos de Ceuta y Melilla ¿son un problema de España o de la frontera sur de la Unión Europea?

Claramente un problema de la frontera sur de la UE, donde se pone de relieve la ausencia de una política europea de inmigración o asilo. Frente a la actitud hostil de la derecha hacia la inmigración irregular proveniente de terceros Estados y la movilidad interior o inmigración intracomunitaria, los socialistas defendemos el establecimiento de una política de inmigración y asilo global que sitúe la dignidad, seguridad y protección de los individuos en el centro de la acción europea.

Aborto, matrimonio gay, dependencia, ¿deben integrarse en el discurso europeo o seguir siendo una competencia individual de cada país?

Todas las cuestiones políticas tienen ya una dimensión europea y el Parlamento Europeo se viene pronunciando con resoluciones sobre multitud de temas, pese al recorte de derechos que defiende la derecha conservadora. No obstante, ante las intervenciones legislativas nacionales que vulneren los principios fundamentales de la Unión, caben intervenciones políticas desde el Parlamento Europeo. No descarto que esta sea una posibilidad con la nueva legislación española sobre el aborto.

Europeas como plebiscito

Los dos grandes partidos de España ¿interpretan estas elecciones como un plebiscito sobre su gestión?

Estas elecciones son un plebiscito sobre la gestión de la derecha europea desde 2009, prácticamente desde que empieza la crisis, de la cual la derecha española es parte integrante y preeminente. No olvidemos que cuando se decide el malhadado rescate de Chipre o el ajuste fiscal de cuatro puntos de PIB en un año a España el señor de Guindos se sentaba en el ECOFIN, y no nos consta que se opusiera o votara en contra. Quiero decir con esto que las políticas de recortes del PP están en línea con las decisiones que ha adoptado la derecha europea en el último quinquenio.

Pero el análisis político nacional es legítimo. Los españoles tienes derechos a votar también pensando en que una victoria del PP puede representar un incremento de las políticas de recorte social y de devaluación socio laboral en España. Indudablemente, una victoria del PP estimulará al gobierno del Rajoy a continuar esas políticas como fundamento de su salida a la crisis, aunque esto implique dejar una sociedad cada vez más desigual, más empobrecida y con menos derechos sociales y laborales para los trabajadores.

¿Qué le ha parecido la estrategia de dilación del Partido Popular con Arias Cañete?

El PP ha optado por una campaña corta para reducir el desgaste de la opinión pública a sus políticas. Quieren adormecer el debate europeo desarrollando una campaña de baja intensidad con un mensaje triunfalista sobre la recuperación económica que no es tal.

Las mentiras de Arias Cañete ante el Congreso sobre su patrimonio ¿Le incapacitan como candidato?

Me temo que le afectarán gravemente en sus pretensiones para ser Comisario. El PP ha colocado a la cabeza de su candidatura a un señor muy rico, con grandes intereses económicos en múltiples empresas. Lo importante en este momento es que se aclare su situación patrimonial y que aclarepor qué ocultó en su declaración al Congreso sus relaciones con algunas empresas.

Si cuando un club de fútbol grande pincha se plantean reforma de arriba abajo ¿qué reforma cabe en el PSOE después de los últimos batacazos electorales? ¿Qué debe hacer el PSOE para recuperar la ilusión de los socialistas perdida?

El PSOE inició un proceso de recuperación de la confianza de su electorado desde el día siguiente de las últimas elecciones generales. El congreso 38ª en 2012 eligió una nueva dirección política. En noviembre de 2013 tuvimos una conferencia política donde renovamos las líneas programáticas, con propuestas como la reforma fiscal o la apuesta por la política fiscal. Y tras estas elecciones elegiremos en primarias abiertas a nuestro cartel electoral. Por tanto, se trata de una renovación profunda tanto de nuestro proyecto político como de nuestro sistema de elección de los candidatos a presidente del gobierno.

Después de muchos años dentro del PSOE siendo la marmita que conserva las esencias del socialismo ¿qué le queda por hacer, se ve de regreso en la política activa española?

La verdad es que he tenido la suerte de servir a los ciudadanos en todos los niveles de la administración, empezando como primer alcalde democrático de San Sebastián y llegando a ser ministro del gobierno de España, y ahora parlamentario europeo, que es donde me veo en los próximos años. Seguiré ayudando a mi partido y a mi país donde me lo pidan y donde sea necesario.

Para las futuras primarias que se abran tras la salida de Rubalcaba, ¿quién será su favorito para encabezar la “remontada”?

Las primarias abiertas son un componente importante del proceso de renovación del PSOE, al que he aludido anteriormente. Pero no es el momento de entrar en el baile de nombres.

Bruselas ¿es un premio, un retiro dorado o un relegamiento?

Ninguna de las tres cosas. Yo he estado siempre donde mi partido ha considerado que podía ser más útil. Y creo, sinceramente, que puedo serlo en el próximo Parlamento Europeo.
Publicado en "El diaro Fenix".
eXTReMe Tracker
Foto: SANTOS CIRILO
Videos: PARLAMENTO EUROPEO.