23 de mayo de 2014

Cierre de campaña en Vitoria. 23/05/2014

Acto de cierre en Miranda de Ebro



El número dos de la lista a las Elecciones Europeas del PSOE protagoniza un acto público en Miranda de Ebro junto a afiliados/as y simpatizantes

El candidato al Parlamento Europeo Ramón Jáuregui ha advertido hoy de que “el voto de los españoles vale doble el domingo, porque sirve para cambiar Europa y decir ‘no’ al Gobierno del PP”. Así lo ha asegurado en un acto público celebrado esta tarde en Miranda de Ebro con afiliados/as y simpatizantes, y en el que también han intervenido el secretario general de los socialistas burgaleses, Luis Tudanca, y el de la Agrupación Local del PSOE mirandés, Miguel Ángel Adrián.

Así, el número dos de la listas a las Elecciones Europeas del PSOE ha aclarado que “lo peor que nos puede pasar el 25 de mayo es, sin duda, una altísima abstención en España”. El voto de estos comicios, ha dicho, es “imprescindible para cualquier demócrata”. Primero, ha concretado, “porque votar es la obligación de quien cree en la democracia”, pero, ha añadido, “en este caso es, además, una necesidad porque Europa está atravesando un momento muy difícil”.

“Necesitamos una Europa más fuerte, más social y federal, que sea capaz de superar las tentaciones nacionalistas tan grandes como las que hay en estos momentos y que pone en peligro el proyecto europeo”, ha sentenciado.

Así las cosas, según Jáuregui, “hay un test a la política nacional y hay razones importantes para que pongamos a juicio el Gobierno del PP, puesto que ya ha mostrado los signos de una derecha antigua, muy poco europea y muy poco moderna en relación con las mujeres o con la forma de concebir la sociedad española”.

Igualmente, ha calificado al Gobierno ‘popular’ de “alumno aventajado de Merkel en la idea de que hay que devaluar internamente el país, reducir sus costes y derechos laborales. He ahí la reforma laboral, los recortes de gasto público o la pérdida de derechos de muchos ciudadanos, como las mujeres o los mayores”, ha enumerado entre otros muchos ejemplos.

Via -Noticias de Burgos-

Rueda de Prensa.Bilbao 23/05/2014

Jaúregui cree que Rajoy está más preocupado por Bárcenas que por las europeas

El donostiarra Ramón Jáuregui durante su etapa en Bruselas pudo comprobar de primera mano la importancia de las decisiones que se toman en el Parlamento Europeo, por eso explica que se deben de “cambiar la cultura de las políticas nacionalesde echar todas las culpas de lo malo a la Unión”.

El candidato número dos del PSOE en las elecciones europeas propone la creación de un debate en la Comisión Mixta Congreso-Senado con los eurodiputados para debatir de los grandes temas europeos. “Sería dos veces al año”, comenta.

A sus 65 años se siente referente en el partido y con mucha energía para seguir ayudando a sus compañeros. Habla de su oponente (Arias Cañete) como un “señor con un amplísimo patrimonio” y asegura que su cartel de campaña no le gusta nada, “es muy azul, como ellos”.

Aquí les mostramos, quizá, la última entrevista que el candidato realice en campaña:

1) ¿Qué cambios haría en Europa? ¿Piensa que la UE está fuerte o, por el contrario, se está debilitando?

Como se puso de manifiesto en el Informe de los Sabios sobre el futuro de la UE en 2030, la Unión Europea se enfrenta a retos demográficos, energéticos y de competitividad, cuya resolución es condición necesaria para salir de la crisis y para hacer frente a los desafíos del siglo XXI.
A corto plazo, la Unión debe recuperar la legitimidad democrática como eje de todas las decisiones políticas y una agenda social que permita recuperar la idea común de una Europa con derechos y cohesión social.
En cincuenta años hemos hecho un recorrido histórico con enormes éxitos pero debemos recordar que la Unión es una realidad política que debe adaptarse continuamente a los nuevos desafíos. Sin duda lo principal ahora es la gobernanza de la unión monetaria y económica, salir de la crisis, crear empleo, y recuperar el pilar social.

2) ¿Me puede contar cómo es su trabajo en el día a día, desde a qué hora se levanta hasta a qué hora llega a casa?

Ahora me encuentro participando de lleno en la campaña electoral, recorriendo España de punta a punta. Mis días comienzan muy temprano, con alguna entrevista con los medios, y acaban muy tarde. Aprovecho para preparar los temas y revisar las cuestiones pendientes. 
Lamentablemente, estos días hay poco tiempo para el descanso pero es una experiencia gratificante volcarse con los militantes y simpatizantes socialistas.

3) ¿Por qué estas elecciones son diferentes? ¿Es la gente consciente de la importancia de ir a votar a finales de mayo?

Son las elecciones europeas más importantes de la historia porque elegiremos al Parlamento Europeo más poderoso y, por primera vez, a la cabeza del poder ejecutivo europeo, al Presidente de la Comisión Europea.
Pero, además, nos jugamos la forma de salir de la crisis y cómo queremos que Europa responda a los desafíos demográficos, energéticos y de competitividad a los que debe dar respuesta para hacer frente a la globalización, a la Revolución tecnológica y a la aparición de nuevos actores económicos y políticos.
Por tanto, debemos convencer a los ciudadanos de la importancia de ir a votar al próximo Gobierno de Europa, de que los votos radicales y de protesta son votos desperdiciados y de que el cambio en Europa solo es posible con la mayoría de los socialdemócratas.

4) ¿La solución es crear eurobonos?

La solución pasa, en primer lugar, por un cambio en la orientación económica y política de la UE. Ello conllevaría una coordinación fiscal, con el objetivo de aplicar un sistema fiscal más justo y eficaz y evitar “la optimización fiscal” de las multinacionales.
En segundo lugar, es necesario replantear las funciones del Banco Central Europeo, con la emisión de eurobonos. Creo que la emisión de eurobonos es el final de un proceso, imprescindible para que la unión bancaria tenga estabilidad y credibilidad.
En todo caso, la tarea más compleja que tiene ante sí la gestión de la crisis es superar las enormes brechas que han surgido entre el norte y el sur, entre países acreedores y países deudores, y ser capaces de recuperar a la coherencia y la solidaridad en la Unión. Por último, darle al Banco Central el objetivo del crecimiento y del empleo, en la gestión política y monetaria, como en la reserva federal americana, me parece prioritario.

5) Las últimas encuestas dan por ganador al PP con poco margen sobre el PSOE, ¿Las cree?

Estamos empatados e intentaremos ganar explicando a los ciudadanos que es hora de que Europa cambie de rumbo y de impulsar otra orientación más justa que tenga como principal objetivo la reconstrucción de la política social. 

6) ¿Qué estimaciones tiene sobre los resultados del PSOE y cuántos escaños piensa que sacarán? (Mójese por favor)

Si ganamos las elecciones lo haremos en el entorno de los 20 diputados. El partido está volcado y esperamos que una mayoría de ciudadanos nos acompañen en estas elecciones, que entendemos deben ser las elecciones del cambio.

7) Si estas elecciones son tan importantes, ¿por qué cree que Mariano Rajoy ha esperado tanto en presentar a su candidato?

Al PP le interesa una campaña corta, de baja intensidad para adormecer el debate europeo y, sobre todo, reducir el desgaste de la opinión pública a sus políticas con un discurso falso sobre la recuperación económica. Por otro lado, Rajoy ha estado más preocupado por Bárcenas y las cuentas en Suiza que por Cañete y Bruselas.

8) ¿Qué le parece el cartel de campaña del PP con la imagen de Arias Cañete?

El cartel no me gusta nada. Es muy azul, como ellos. Al candidato lo respeto. Aunque me sorprende la insistencia del PP con el argumento de la herencia económica recibida de los socialistas cuando la verdadera herencia que está dejando este gobierno es que en verano superaremos el cien por cien del PIB de deuda acumulada, que la pobreza ha aumentado dramáticamente (con 1 de cada 3 niños en riesgo de pobreza) y que tenemos 646.000 parados más que cuando el PP llegó al gobierno en 2011. 

9) El hecho de que Cañete haya dicho públicamente que “no necesita la política para vivir” en qué condiciona. ¿Por qué se meten tanto con él en ese aspecto?

El PP ha colocado a la cabeza de su candidatura a un señor con un amplísimo patrimonio y con grandes intereses económicos en múltiples empresas.
Lo que los ciudadanos y los socialistas reclamamos es que se aclare su situación patrimonial y que explique por qué ocultó en su declaración al Congreso sus relaciones con algunas empresas, que a su vez, tenían relaciones con las administraciones públicas.

10) ¿Comparte la idea de que Bruselas es el retiro dorado de los políticos? ¿Qué propone para quitar esa percepción?

En absoluto. En mi anterior etapa en Bruselas pude comprobar de primera mano la importancia de las decisiones que se toman en el Parlamento Europeo.
Creo que los partidos y los medios de comunicación debemos hacer pedagogía, explicar a los ciudadanos la importancia de las instituciones europea. Sobre todo, hay que cambiar la cultura de las políticas nacionales de echar todas las culpas de lo malo a la Unión.
A ese respecto, he propuesto también una especie de rendición de cuentas de los eurodiputados en el parlamento nacional y creo que una buena manera de incorporar los debates europeos al debate nacional,podría ser nuestra participación (la de los eurodiputados) en la Comisión Mixta Congreso-Senado para debatir en dos ocasiones al año los grandes temas europeos: gobernanza económica, etc.

11) El propio Rubalcaba ha dicho que anunciará si se presenta a las primarias cuando sepa el resultado de las europeas. ¿Quién se la juega más el PSOE o Rubalcaba?

Sinceramente, nos la jugamos todos porque, como he explicado anteriormente, lo que está en juego es cambiar el rumbo de Europa y, por ende, el futuro en España. Indudablemente, una victoria del PP se interpretará como un aval a sus políticas de austeridad, de recortes sociales y de reformas laborales.

12) ¿Piensa que el escándalo de los ERE de Andalucía os puede afectar a la hora de votar?


En este asunto, somos los primeros en creer que se haga justicia. Sería bueno que la instrucción no se utilice al servicio de una causa políticacontraria a la junta de Andalucía y al PSOE, que se eleve al Supremo y cuando haya sentencia los ciudadanos juzguen. 
En todo caso, permítame que le diga que deseamos un gran acuerdo político en España que incluya severas reformas en un amplio capitulo de leyes para hacer mas difícil la corrupción y para castigas más duramente a los culpables.

13) ¿Piensa que están aprovechando bien las redes sociales tanto por parte de la Unión como su partido? ¿Cuál piensa que debe ser la pena para esta gente y de qué manera, en su opinión, se evitarían estos casos?

Creo que las redes sociales son un importante instrumento de comunicación social pero que es necesario hacer un uso adecuado de las mismas. 
De todas formas, no soy partidario de leyes represivas en estos espacios de la libertad de expresión y confió más en la acción de la justicia penal para la represión de las actuaciones injuriosas o calumniosas contra las personas.

14) Esta semana en un debate de televisión algunos candidatos europeos respondieron a varias preguntas generales sobre la Unión. ¿Me sabría dar dos nombres de fundadores o que inspiraron la Unión Europea?

Destacaría unas palabras Jean Monnet, uno de los padres fundadores de la Unión, y su “regla de oro”: “Más vale pelearse en torno a una mesa que en un campo de batalla”.
También, destacaría unas palabras de Jaques Delors, presidente de la Comisión Europea entre 1985 y 1995 y uno de los principales arquitectos de la moneda única europea: “Hace falta una verdadera compresión mutua entre los europeos y no sólo intereses comunes. Europa sigue necesitando un alma”.

Nuria Val. Lainformacion.com

22 de mayo de 2014

Acto electoral en La Rioja.



Logroño, 22 may (EFE).- El candidato número dos del PSOE al Parlamento europeo, Ramón Jáuregui, ha asegurado hoy que, en la derecha española, "peor que el machismo, que ya es grave, es el clasismo, esa actitud de sentirse superior".

Ramón Jáuregui ha pronunciado estas palabras en un mitin en Logroño, junto al secretario general del PSOE de La Rioja y diputado nacional, César Luena, y la candidata socialista riojana a la Eurocámara, Concepción Andreu.

Aclamado por los aplausos de las cerca de cuatrocientas personas que han asistido al acto, Jáuregui ha dicho que esta actitud de la derecha "revienta el principio de la equiparación de las personas".

Ha asegurado que la actual derecha española "no merece el premio" de la ciudadanía, ya que "no es una derecha moderna, como las que hay en otros países europeos. Es una derecha tan vieja que da pena por España".

"No es solo el machismo del que le hemos acusado a Cañete por el famoso debate y sus declaraciones posteriores. Para mí, peor que el machismo, que ya es grave, es el clasismo, esa actitud de sentirse superior por tener no sé qué títulos u oposiciones frente a otra mujer intelectualmente inferior".

Jáuregui ha asegurado que "merece la pena" hacer un "esfuerzo" para que el próximo día 25 haya una "victoria" socialista, que cree que es la que "España necesita".

También ha dicho que "es la hora de Europa, de ceder soberanía para hacer un país grande y fuerte", que es la Unión Europea, ya que ha indicado que "estamos asaltados por tentaciones nacionalistas y volviendo anacrónicamente al pasado".

En este contexto, ha asegurado que "hay que ganar al euroescepticismo, a los nacionalismos" para lograr una "Europa fuerte", que entiende que puede lograrla "la familia socialdemócrata".

Ha defendido una "Europa fuerte de izquierdas, capaz de reivindicar la causa de la justicia y del progreso humano en todos los estamentos internacionales".

Entre otros aspectos, Jáuregui también ha criticado la reforma laboral, aprobada por el actual Gobierno del PP, pero también una "devaluación de las condiciones de trabajo y bajada de los salarios" que, en conjunto, ha dicho, conducen al "esclavismo".

(Agencia EFE)




Entrevista Europa Abierta. 22/05/2014

Entrevista RNE. 22/05/2014

"Necesitamos un buen resultado para darnos un chute de esperanza"



Entrevista Diario Vasco.22/05/2014.

«El PNV no es un rival de referencia. Lo que se juega en la política europea lo va a jugar la familia socialdemócrata»

El donostiarra Ramón Jáuregui es de esos políticos que coge fuerza en los actos de campaña y con el cuerpo a cuerpo con la militancia. Confiesa que le gusta ‘discursear’ con unos y otros, y hacerse «setenta fotos» al finalizar los mítines. «Está mal que lo diga, pero me quiere mucho la gente del partido», dice el número dos del PSOE al Parlamento Europeo. Reconoce también que un buen resultado el domingo les dará «un chute de esperanza».

 –¿Cómo se lleva esto de ir a Europa a sus 65 años? 
–Lo tomo como un destino final. No siento deseos de jubilarme. Mesiento útil, creo que me necesitan y que soy todavía un referente del partido. Pero tengo también la firme convicción de ir dejándolo porque a la generación que viene le toca.

 –¿Qué le parecieron las palabras de Cañete sobre Valenciano? 
–No fue solo machismo, sino un clasismo insoportable derivado del estatus social de Arias Cañete. Son expresiones de una derecha antigua y poco europea que padecemos en nuestro país. Casi peor que esas palabras ha sido la incapacidad para disculparse durante tantos días, porque muestra que fueron más que un error.

 –¿La polémica puede hacer inclinar la balanza de votos hacia el PSOE?
 –No es fácil calibrar cuál puede ser su impacto en unas elecciones donde parece que socialistas y populares estamos muy igualados. Pero sí ha movilizado a nuestro electorado. Ytambién ha abierto los ojos amucha gente sobre la mentalidad que subyace en gente que está al frente del PP. 

–¿Qué es lo primero que debe hacer su partido en Europa tras el 25-M? 
–Gestar una mayoría de izquierdas. Además, el hecho de tener la posibilidad de ofrecer al consejo un presidente de Europa que sea Martin Schulzmeparece importante porque creo mucho en él. Suelo decir que la mejor manera de cambiar la política de Alemania es con otro alemán. Con todo, Europa no cambiará de la noche a la mañana, pero tengo la convicción de que, si no lo hacemos, corre peligro.

 –Los socialistas han hablado desde el primer día de la necesidad de la movilización. ¿Temen una fuerte abstención? 
–Que hay temor es evidente. Hemos pasado en 20 años del 65% al 42% de participación en la media europea, y hay quien dice que ahora, igual no llegamos al 40%. Creo que lo que ha pasado en los últimos años ha enemistado a mucha gente, quizás porque no han entendido lo que ha hecho Europa o porque le hemos echado la culpa de todo o porque Europa no ha acertado con la política económica frente a la crisis. Tenemos que superar eso porque fuera de Europano hay solución, no hay posibilidad de ser nadie siendo pequeño

 –¿La abstención le puede perjudicar especialmente al PSOE? 
–Quizás sí. Tenemos miedo un poco a eso, pero también pienso que si hay una participación cercana al 50% vamos a ganar. La abstención nos perjudica más a nosotros porque el voto de la derecha está muy unido y tenemos miedo a que se movilice másque el nuestro.

 –¿Cuál sería un buen resultado para el PSOE?
 –Veinte diputados me parece bien. Quiere decir un 35%, aproximadamente, del porcentaje electoral y no está mal, tal y como están las cosas. Eso nos permitiría ganar. Si sacamos un buen resultado en Cataluña, que probablemente tenemos un punto débil respecto del pasado, podremos obtener ese porcentaje. Ypara el PSOE y para la izquierda en general, ganar las elecciones en España sería muy importante porque abriría la expectativa del cambio. Es crucial para nosotros y para la posibilidad de un cambio importante en España que el PSOE acredite estar en línea de salida de poder ganar las generales en 2015.

–¿Lo contrario sería un fracaso? 
–Hay que ser pacientes, venimos de un momento muy delicado. Amíme encantaría que ya estuviéramos mostrando que estamos por delante del PP, pero no hay que olvidar que el PP hace dos años y pico nos sacó algo así como15 puntos electorales. Estamos en un proceso de transición ideológica e incluso de liderazgos, y además salimos de la crisis muy tocados. Entonces, milagros los justos.

 –Dice el PSE que es el voto útil en estas elecciones en Euskadi 
–Nos parece el voto más efectivo para expresar el rechazo a las políticas del PP. Para cambiar la política europea, sin duda, la familia política capaz de tener 220 ó 225 diputados para poder presentar un presidente socialdemócrata es el grupo socialista, no hay ningún otro. Yo conozco a Martin Schulz, ha sido presidente del Parlamento y ha ejercido con una enorme fuerza, es un europeísta muy potente y aunqueno vaya a cambiar el rumbo del barco de la noche a la mañana, tiene mucha capacidad por ser alemán y en parte porque tiene una coalición en Alemania para poder empezar a pensar que el sur de Europa está a punto de decir «basta ya».

–Al PNV no le dedican ni una frase en campaña. Ellos, en cambio, han llegado a comparar la ruta de mítines de López con el baúl de la Piquer. 
–El PNV no es un rival de referencia. Lo que se juega en la política europea lo va a jugar la familia socialdemócrata. Izaskun (Bilbao) suele contestar que también el Partido Liberal. Es verdad, pero no por lo que el PNV pinte allí. Además, la idea de la Europa de 50, 60 ó 70 estados no es una idea posible. En este momento hay un temor a que se propague la tentación de la fragmentación de los estados porque esta llamada ombliguista, al interior de los espacios locales, puede producirse en muchos sitios, no solo en Escocia, Cataluña o Euskadi. Hay una enorme preocupación por que los 28 se conviertan en 50. Y yo quiero una España federal en una Europa federal con una Euskadi fuerte. 

¿Cómo se pueden entender algunos mensajes del PSOE cuando el partido de su candidato Schulz cogobierna con Merkel? 
–En Alemania la cultura de la coalición tiene mucho soporte social y ha permitido ya pequeños giros. 

–Ha apremiado a Rajoy a disolver las Cortes en 2015 para reformar la Constitución, pero su propuesta precisa un acuerdo que no parece fácil. 
–Pero la España que tenemos reclama esto. Llevamos 35 años y nunca hemos tocado nada. Una de las propuestas que hacemos es que el sistemade reforma de la Constitución tiene que flexibilizarse un poquito. Alemania ha cambiado 59 veces la Constitución desde la segunda guerra mundial, nosotros no tenemos porque estar sometidos a esa rigidez.

–¿Apoyaría la consulta catalana? 
–La consulta no va a arreglar nada, lo va a estropear todo. No es el camino para resolver ese tipo de problemas. Más allá de las razones legales, creo que el problema fundamental es que divide al país y obliga a posicionarse entre extremos cuando la mayoría tienen sentimientos compartidos. Lo que tiene que hacer la política es encontrar solución a los problemas que reclama esa ciudadanía. Se tiene que arreglar con diálogo político y con las reformas que sean necesarias. 

–¿El día 26 se tendrá que empezar a abrir el melón de las primarias? 
–El brote de las primarias va a venir pronto. Los candidatos ya están por ahí pululando. Los posicionamientos de los candidatos que vayan a serlo pueden estar ya muy próximos al verano, aunque hasta septiembre no sabremos qué avales tiene cada uno, y si hay o no acuerdos entre ellos. 

–¿El futuro de la dirección del PSOE está en juego en estas elecciones? 
–No. Creo que la decisión de Alfredo a esos efectos no está ligada a los resultados sino al proceso de reflexión personal que no conozco. Pero creo que lo que está ligado al PSOE es tener buen resultado y darnos un chute de esperanza.

Foto: F. MORQUECHO

21 de mayo de 2014

Reunión con el Colectivo "Carta por la Ciencia".

Madrid, 21 de mayo de 2014.- El candidato número dos a las elecciones del Parlamento Europeo, Ramón Jáuregui, ha mantenido hoy una reunión con el Colectivo Carta por la Ciencia -integrado por los representantes de las Sociedades Científicas (COSCE), Universidades (CRUE), Jóvenes Investigadores (FJI), investigadores (PID), sindicatos (CCOO y UGT) y empresas (FEI)-. En dicho encuentro, al que también ha asistido, por parte del PSOE, el delegado federal de la CEF para Universidad y Ciencia, Félix García Lausín, el colectivo ha trasladado sus reivindicaciones a los socialistas y se han abordado las propuestas para Europa del PSOE sobre I+d+i.

Jáuregui, que ha destacado la concordancia de las peticiones del colectivo con las propuestas socialistas para Europa, ha reclamado “un mayor esfuerzo por el i+d+i con capital-riesgo, apoyando la financiación, mejorando la vinculación ciencia y sector productivo, favoreciendo la movilidad de los investigadores y con más accesibilidad al sistema de patentes”. 

El número dos al Parlamento Europeo ha reiterado el compromiso con la ciencia del PSOE. “Es una prioridad para el partido y para el país”, ha señalado.

Entre las medidas socialistas, destacan la recuperación y refuerzo de la inversión en ciencia e innovación, la creación de la Agencia Estatal de Investigación, restituir la tasa de reposición en el 100 % en todo el sector y la protección y promoción de los recursos humanos del sistema español de ciencia. 

Jáuregui ha recordado que todos los grupos parlamentarios, excepto el PP, firmaron en el Congreso un compromiso a favor de la ciencia, fruto de la preocupación “por la política de recortes del Gobierno del PP, que está asfixiando a la ciencia en España”. 

Por ello, ha trasladado al colectivo el compromiso de los socialistas de seguir exigiendo en el Congreso que se cumpla la Ley de Ciencia, Tecnología e Innovación, y de llevar a la Unión Europa sus propuestas “para que la i+d+i sea una prioridad en nuestra política”.

Entrevista "El día de Valladolid" 21/05/2014

Es el número dos del PSOE en las listas al Parlamento Europeo y un convencido defensor de que una Unión Europea más fuerte y más unida políticamente es la solución a muchos de los problemas de los españoles.

 La voz de Ramón Jáuregui tiene peso especifico dentro del partido, no en vano tiene una enorme experiencia labrada en mil batallas políticas. Ahora se enfrenta a una de las más complejas: recuperar la credibilidad de su partido ante el electorado, con las encuestas en contra y con partidos minoritarios que empujan con fuerza y amenazan con asestarle un golpe al bipartidismo imperante.

Tanto ustedes como el PP se juegan mucho en estas elecciones. ¿Entiende que se vean estos comicios desde una clave nacional?

Lo fundamental en estas elecciones está en Europa y, aunque nos cueste convencer a la gente, yo intento hacer una campaña muy europea e inclusive plantear el reto dramático de que fuera de Europa es el caos y que realmente nuestro futuro tenemos que configurarlo en Bruselas. Dicho eso, es legítima la lectura nacional. En el caso español, en mi opinión, estas elecciones son un test para el Gobierno.

¿A qué se refiere?

Mi impresión es que si el Gobierno gana, lo va a interpretar como que, efectivamente, puede seguir aplicando su política de devaluación sociolaboral como factor de competitividad en España. Su gran triunfo es que devaluando salarios, reduciendo plantillas, recortando el gasto público soy más competitivo y crezco. Ese discurso es el que está en juego y es legítimo que los ciudadanos sepan que, si el PP gana, cabe pensar en un apriete de tuercas de la reforma laboral. Y yo reivindico que los ciudadanos le digan no a todo eso.

Pero, si la política europea la está marcando o imponiendo Alemania, como ustedes mismos dicen, ¿hay margen para hacer otra? ¿El PSOE podría haber hecho algo diferente a lo que ha hecho el PP?

Europa se construye en gran parte por consensos obligados, con los Estados y con el Parlamento, lo que obliga a los partidos a asumir compromisos. Eso no quiere decir que el Partido Socialista haya estado de acuerdo en esta orientación ideológica que la derecha ha implantado en el Banco Central, en la política de austeridad, de contracción fiscal, de rigidez macroeconómica, que Alemania ha impuesto. Honradamente, no estábamos de acuerdo con muchas cosas, pero hemos tenido que asumir compromisos porque Europa ha vivido momentos en los que ha estado al borde del precipicio. El euro ha estado a punto de caer y si caía el euro caía la Unión Europea
.
Pero, ¿no cree que eso hace que mucha gente piense que votar al PP o al PSOE es, en el fondo, básicamente lo mismo, el famoso bipartidismo?

El bipartidismo es un término que está siendo utilizado por los partidos pequeños como un latiguillo electoral, pero no es un sistema político. El bipartidismo es la voluntad de la democracia española. Durante muchos años, los españoles han ido colocando al frente del Gobierno a un partido y al otro pero cada formación ha hecho cosas muy diferentes
.
¿Y siempre tiene qué ser así?

No, pero yo me pregunto: ¿por qué tenemos que confiar en los partidos pequeños que nunca han hecho nada y denuncian el mal llamado bipartidismo? ¿Qué confianza me ofrecen a mí los grupos que solamente hablan y nunca han hecho nada? Ninguna. Y, ¿qué estabilidad nos da un mapa político dividido en múltiples fuerzas políticas cuyas alianzas resulten harto difíciles? Ninguna. Conviene colocar en su lugar las cosas.
A veces da la impresión de que entre ustedes, PP y PSOE, se protegen para salvaguardar el bipartidismo.

Le pongo el ejemplo de debate entre Elena Valenciano y Miguel Arias Cañete, en el que no dedicaron un segundo al tema de la corrupción. ¿Hubo pacto?

No, no había ningún pacto. Lo que ocurre es que el debate de la corrupción es más nacional. No era un tema europeo y sobre ese tema más que empezar a echarnos los trastos a la cabeza unos a otros lo que hace falta es responder desde el sistema político.

Luego volvemos a cosas de casa pero, si le parece, hablemos de Europa. Decía usted que la derecha ha marcado las políticas de austeridad y recortes de la UE y que los socialistas, por responsabilidad, han tenido que asumirlas.

Sí, pero aceptando eso nosotros queremos cambiar y tenemos la obligación de decirlo. Queremos cambiar una política económica que en estos momentos todo el mundo reconoce que ha fracasado. Desde Obama hasta Krugman, están reclamando un giro.

Pero ustedes hablan de virar a la izquierda como si toda la izquierda fuera lo mismo. ¿A qué izquierda se refieren?

La izquierda posible es la socialdemócrata porque siempre hemos estado haciendo la Europa que conocemos. Esa es la izquierda que va a ganar las elecciones en Europa el próximo 25 de mayo, que puede ganarla con 215 o 220 diputados de 28 países. No hay otra izquierda. A eso se unirán, probablemente, Los Verdes, se puede añadir también la izquierda plural, y se pueden sumar los liberales. Ésa es una alianza posible y, de hecho, hemos votado bastantes veces juntos en el Parlamento Europeo. En términos ideológicos hay diferencias, pero si me pongo a sumar 376 pienso en ellos.

Pero si admite que se van a aliar con IU en el Parlamento Europeo parece que está admitiendo que da igual votarles a ellos que a ustedes, que son los mismo.

No es lo mismo, porque IU nunca va a tener más de 20 o 30 diputados y ese grupo no va a poder dirigir la construcción de la UE. Por otra parte, no le oculto que muchas veces hemos tenido enormes diferencias con IU porque sabe criticar muy bien, pero nunca ha hecho construcción gubernamental. Nosotros tendemos esa mano en Europa, pero reivindicamos nuestra manera de hacer las cosas, la tradición socialdemócrata, frente a planteamientos de IU, que en muchos casos son bastante disparatados.

Propone disolver las Cortes para hacer una reforma de la Constitución y crear un Estado Federal.

Le explico. Creemos que abordar la reforma de la Constitución es una tarea de la política española, no solo para los temas territoriales, sino para oxigenar y resolver muchos problemas que están ahí oxidados en la Carta Magna. Aprovechando eso, nuestro modelo territorial tiene grietas importantes y proponemos a ese respecto hacer una articulación Federal del sistema autonómico. Por lo tanto, yo diría, mantener el modelo autonómico en todas las comunidades sin cuestionar ni nombres, ni competencias, ni poderes, ni mapas -las 17 con sus competencias- pero mejorar su funcionamiento con unas técnicas federales, como Alemania.

¿Cuándo y cómo se haría?

Nosotros proponemos abordar en el Congreso de los Diputados un inicio de discusión con las regiones, con los expertos, de cómo poder ir revisando la Constitución para que al llegar al final de esta legislatura tengamos, por así decirlo, un principio de acuerdo de reforma, de una reforma acotada en cuanto sus parámetros principales. Una vez que se aprueba en esta cámara el principio de reforma, automáticamente hay que disolver las cortes, pero eso puede hacerse coincidiendo con el final de la legislatura para no tener que interrumpirla y así el señor Rajoy no tendría que perder ningún período de su mayoría absoluta. El calendario sería entre 2015 y 2016 y esa reforma puede darnos también una oportunidad de pactar la manera de ser y de estar de Cataluña en España.

¿Y cree que eso saciaría a los independentistas?

Los nacionalistas tendrían que optar si quieren ir a un proceso independentista como al que van, un proceso de ruptura e ilegal, o van por la vía del pacto y en ese pacto encuentran satisfacción. Quizás sea el momento, 35 años después, de aceptar determinadas singularidades. Ese debate lo tenemos también en España y creo que si España no acepta determinadas singularidades que están todo el día pulsando nuestro debate político es muy difícil que encontremos un arreglo.

¿No le da miedo que eso sea abrir la caja de Pandora y que unos empiecen a pedir la República, otros el derecho de autodeterminación y acabe todo patas arriba?

Le recuerdo que en 1978 el PSOE defendió la República, pero el PSOE ha sido el más firme defensor de la Constitución española y seguimos siéndolo porque una reforma constitucional es un pacto entre todos y eso hay que aceptarlo. Claro que algunos defenderán el derecho de autodeterminación, pero nosotros diremos que no. No obstante, el marco final puede interesarle a algunos nacionalistas y, a lo mejor, a otros no. Ese es el pacto que hay que alcanzar. No es fácil, pero es el único camino. Yo le pongo límites: el edificio hay que mantenerlo y tenemos instituciones básicas que hay que respetar. La soberanía del conjunto del pueblo es también un límite.

Una Europa más unida políticamente, ¿ podría ayudar a resolver el problema nacionalista?

Para mi claramente una Europa más fuerte es una Europa más federal porque la fórmula que mejor reparte el poder cuando hay identidades enfrentadas es el federalismo. Lo que no podemos es llegar a la conclusión que quieren los nacionalistas, que es que allí donde haya una comunidad tiene que haber un Estado, porque eso literalmente implosiona la unión y yo, abiertamente lo digo, no quiero eso. Cuando pienso en Europa pienso en una Europa federal.

Y eso, ¿qué implicaría?

Por ejemplo, estoy deseando que los soldados españoles, aunque lleven la banderita amarilla y roja en el hombro, lleven el escudo europeo a las 28 misiones de paz que tenemos en el mundo junto a italianos, franceses, ingleses y alemanes; todos juntos y que hablen en inglés. ¿Usted qué quiere, soldaditos españoles? Vale, yo quiero europeos. Y si me aplican ese debate a la selección de baloncesto, también. Es decir, yo pienso en Europa porque todos los problemas que veo en el mundo, todos los que me preocupan como ser humano, e incluso ideológicamente como izquierda, me reclaman una Europa más fuerte. Todos, desde el peso del euro en el concierto de las monedas hasta como defender el modelo social frente a los chinos, hasta el cambio climático, hasta la regulación de los mercados financieros, el combate a la pobreza o el hambre en el mundo, o las pandemias.

Decía antes que Europa necesita un giro, ¿hacia qué o dónde?

Yo pondría dos fases diferentes. En la primera creo que es imprescindible darle al Banco Central un mandato hacia la necesidad de hacer circular el crédito para que llegue, como destino final, a las empresas y a las familias, y reactivar así el consumo. Esto es clave. Si eso implica aumentar un poco la inflación, tirando de la máquina de hacer billetes si es necesario, creemos que es una decisión política. Además, queremos aumentar un programa contra el desempleo que es raquítico y destinar una cantidad de dinero importante a la Política de creación de empleo, especialmente en el ámbito del empleo juvenil, subiendo de 6.000 a 21.000 millones. Y queremos un programa de inversiones, un Plan Marshall de la UE, para lanzar redes de comunicación especialmente energética. Ese sería en una primera fase un cambio de orientación que la UE necesita.

¿Y la segunda fase?

La segunda fase, que es mucho más atrevida, se refiere a la gobernanza del euro. En ese sentido estamos a favor de cambiar los estatutos del BCE para incorporarle el empleo a su competencias, no solo la lucha contra la inflación. Se trata de dimensionar la entidad como una auténtica Reserva Federal, con capacidad para emitir deuda, para comprar deuda a los países y de mutualizar esa deuda en su caso.

Su partido presentó 100 medidas para Europa. Destaque tres.

Le voy a hablar de medidas sociales, el segundo gran pilar de nuestra reivindicación de cambio. Pienso que esta política económica de los últimos años está deslegitimando del proyecto europeo porque la gente no siente reflejada en la Unión su idea de una sociedad del bienestar, un mundo laboral protegido, etcétera. En ese terreno pensamos, por ejemplo, en tres medidas. Una, interconectar las carreras de cotización de seguridad social de todos los países; otra, establecer un salario mínimo en todos los países pongamos que en el entorno del 60 por cieno del salario medio de cada país y, tercera, la necesidad de recuperar el diálogo social con los sindicatos para reformular el mundo laboral, porque está arrastrándose a la devaluación.

Han hablado esta campaña de que la UE debería preocuparse y medir el déficit social. ¿Esto cómo se concreta?

Las medidas sociales nos las han pedido los sindicatos europeos, el CES; nos han dicho que quieren que los derechos sociales se equilibren en su importancia con las libertades económicas. Esto en la práctica implicaría que el sistema de revisión de las políticas presupuestarias de cada país incorpore también una mirada, un observatorio, a una serie de indicadores sociales para determinar si las políticas presupuestarias están condicionadas por estos elementos. Pretendemos que estos datos formen parte del análisis de las medidas presupuestarias de cada Estado.

¿Qué supondría para el PSOE ganar las elecciones?

Para nosotros ganar tiene la ventaja de que nos vuelve a presentar ante el país como un partido de esperanza porque, honradamente, mucha gente todavía no nos ve así. La gran capacidad del PSOE para concentrar el voto progresista es ser la opción del cambio, la alternativa. Implica estar en la línea de salida, volver a aparecer como un partido con posibilidades y, si luego las primarias nos van bien, yo creo que nos dará una fuerza enorme para llegar a las municipales de mayo y las generales de final de 2015.

¿Y perderlas?

Sería una decepción, pero acabar prácticamente empatados al PP, creo que dejaría el espacio abierto a esa imagen de cambio que España necesita.

Publicado en  -El dia de Valladolid-

20 de mayo de 2014

Visita y Actos de campaña en las Islas Canarias.

Ramón Jáuregui, durante su visita  a las Palmas,  ha visitado Puertos de las Palmas y se ha reunido con su presidente Luis Ibarra Betancor y empresarios de la zona.





                         Rueda de Prensa en Canal13digital

                          


 Acto con la militancia de Gran Canaria





Via - Psoe Gran Canaria-

Entrevista La Opinón de Zamora. 20/05/2014

Es uno de los dirigentes históricos del PSOE que más está aportando para mejorar la línea política de su partido para el futuro inmediato. Ramón Jáuregui, número 2 de la lista socialista a las elecciones europeas, estuvo este pasado fin de semana en Zamora.

-El debate Valenciano-Cañete y sobre todo el postdebate ha dado mucho más de si de lo que se pensaba.

-El debate fue muy importante porque lo vieron dos millones de personas, pero en el postdebate ha habido más de nueve millones que han oído las desafortunadas declaraciones de Cañete que no son solo machistas, son clasistas también. Considera que él tiene una superioridad moral por ser abogado del Estado frente a Elena Valenciano, que no tiene título.

-También ha entrado en el debate político otro hecho imprevisto, el asesinato de Isabel Carrasco. ¿Se ha gestionado bien por parte de los partidos? ¿Comparte las críticas a las redes sociales?

-Es un poco disparatado todo. Cuando se produjo la noticia nadie sabíamos las circunstancias y todos reaccionamos casi como cuando se producía un atentado terrorista. Bien está lo que hicimos en general, la condolencia y abrazo a la familia popular pero ya a partir del martes teníamos que haberlo circunscrito a una esfera privada y no darle más dimensión política. Creo que hay un poco de histerismo en relación a las reacciones ante las redes sociales. Ya sabemos que en el anonimato a veces se expresa lo peor del ser humano, pero contra eso está el Código Penal. Criminalizar las redes es muy peligroso porque estamos combatiendo un principio de libertad que ha convertido a todos los ciudadanos en comunicadores.

-Soy un votante indeciso. Déme razones para votarle.

-Porque el PSOE es el único que puede darle un cambio a la política europea, el PSOE hizo Europa, llevó a España a Europa y tiene un análisis crítico de la realidad europea. Inclusive autocrítico, no me importa reconocerlo, porque solo una familia política grande, la socialdemócrata puede dar una mayoría al parlamento que propicie el cambio político en Europa. No será fácil, me gusta ser sincero también en campaña electoral. Costará mucho superar las tensiones internas que tiene Europa, que son el verdadero problema, del norte con el sur. Pero para torcer el brazo de una alemana de derechas nadie mejor que un alemán de izquierdas.

-Se tiende a identificar el PP y el PSOE como lo mismo, en lo fundamental.

-Hay razones que lo explican. Primera, el bipatidismo se confunde con igualdad, cuando no es verdad, ha habido alternancia en el poder pero cada uno ha hecho cosas distintas. Segunda, Europa la hemos hecho pactando entre 18 países y las grandes familias socialdemócrata y demócrata cristiana, no puede hacerse de otra manera, es consensuada. Pero, en tercer lugar, también admito que la globalización financiera, los retos de un mundo en cambio han estrechado los límites. Y sobre todo la financiarización de la economía, que ha hace depender de los mercados mucho más que de las políticas relativas a la economía real. Esos tres elementos han estrechado los márgenes.

-El PP cae en intención de voto por las políticas de recortes, pero el PSOE no lo aprovecha. ¿Ha calado en la sociedad el mensaje de la famosa herencia envenenada de los socialistas?

-No ha pasado mucho tiempo todavía. Los grandes sentimientos colectivos no cambian tan rápidamente. Salimos de una derrota en 2011 muy intensa y desgraciadamente hemos sido demasiado pasivos en la aceptación del eslogan popular de la herencia. No hemos sido valientes para defender lo que hicimos, porque los gobiernos de Zapatero evitaron el rescate haciendo lo que había que hacer, con una Unión Europea como estaba, en plena crisis de la gestión del euro y unos mercados enloquecidos por las deudas del sur. Escucho a Rajoy decir que ha evitado el rescate. ¿Y nosotros qué hicimos?.

-¿Se refiere al famoso mayo de 2010?

-No solo, hasta noviembre de 2011, pero nosotros no tocamos ninguno de los servicios públicos fundamentales, ni la sanidad, ni la educación, ni la dependencia. Es verdad, congelamos las pensiones, excepto las mínimas un año. Pero este Gobierno ya ha congelado las pensiones al 0,25% los próximos cuatro años. Y no hemos conseguido aparecer con suficiente fuerza como un partido de esperanza. Eso requerirá tres cosas: un triunfo en las europeas, que nos colocará en la línea de salida, unas primarias bien hechas y un proyecto de política económica alternativa sólido, solvente.

-¿Conseguirán movilizar a sus propios votantes, uno de las causas de sus últimas derrotas electorales?

-Movilizar nuestro electorado es clave.

-¿Qué daño pueden hacer a los mayoritarios, PP y PSOE las fuerzas emergentes como UPyD, IU e incluso Podemos o Vox?

-Hay más suflé que voto con las opciones pequeñas, hay más voto para ellos en las encuestas que en las urnas. Los ciudadanos tienen la firme convicción de que lo de Europa es muy importante y que ese voto frívolo es un voto inútil. ¿Por qué tenemos que confiar el partidos que nunca han hecho nada, o partidos que sólo dicen no?.

-Ha sido la cabeza visible de una propuesta de cambio constitucional, derivada del problema catalán, que ha levantado cierta polvareda y que implicaría entre otras cosas, disolver las Cortes.

-No responde al problema de Cataluña, responde a que nuestra Carta Magna está oxidada, tiene fatiga de materiales y la realidad reclama una puesta a punto. Hay varios ejemplos, como la necesidad de incorporar los derechos y deberes que se derivan de las nuevas tecnologías: al olvido, a la comunicación individual, a la transparencia. También deben incorporarse a la Constitución los derechos derivados de un estado del bienestar que no había cuando se redactó en 1978, el derecho europeo como fuente de derecho, la eliminación de la prevalencia de la mujer en la sucesión de la corona, el reconocimiento de las nuevas formas de familia que ya están en las leyes y el modelo territorial, que reclama una puesta a punto. Todo esto justifica una apuesta política de alto nivel. La reforma de la Constitución no responde a Cataluña, responde a España y es la apuesta política más importante que el país necesita hacer porque hay una crisis constitucional y de legitimación de la política brutal. Muchas reformas que llevará aparejada la reforma constitucional no son de la Constitución, como la ley electoral, ley de participación ciudadana, el sistema legislativo, senado transformado o eliminado, todo esto es responder a una situación de debilidad de la política y las instituciones más grave que nunca.

-¿Cómo se resuelve el problema catalán?

-El tema territorial reclama una apuesta federal para articular mejor el modelo autonómico, manteniendo el mapa y las competencias, pero mejorando su funcionamiento con una técnica federal, como en Alemania, con un Senado territorial, una clarificación competencial, llevar a la Constitución el sistema de financiación con los principios claros. Y esto implicará también un pacto con las nacionalidades que hoy expresan problemas de articulación con el Estado. No será fácil, pero lo que estamos proponiendo a la vía independentista y de la secesión es que dialoguen, que negociemos, que pactemos y en su caso que juntos todos los españoles refrendemos el marco de nuestra convivencia, aceptando las singularidades que tienen algunas comunidades, con generosidad. La propuesta ha suscitado dudas, pero de no darle un giro en la política española en lugar de seguir la agenda que nos están marcando día a día los nacionalistas catalanes, España está indefensa. Porque el Gobierno simplemente dice no lo que realimenta el victimismo y el separatismo. Yo estoy preocupadísimo ante este escenario, ante este choque en el que creo que España está perdiendo. Yo quiero que España gane la batalla.

Entrevista de Carlos Gil

17 de mayo de 2014

Visita y actos de campaña en Zamora. 17/05/2014



PSOE ZAMORA_Información. Sábado 17-Mayo-2014


Elecciones Europeas 2014

En una muy intensa jornada de mañana de Elecciones Europeas hoy Sábado, además de participar en el mitin de La Alhóndiga junto a Julio Villarrubia, Antonio Plaza y Mar Rominguera, el candidato nº 2 del PSOE al Parlamento Europeo, Ramón Jáuregui, ha comparecido ante los medios de comunicación de Zamora y ha realizado dos entrevistas por los periodistas de La 8 TV de Zamora, Sara Andrés, y Carlos Gil del diario La Opinión de Zamora.

Ramón Jáuregui ha departido con Demetrio Madrid, ha repartido publicidad por Santa Clara con las Juventudes Socialistas, con su Secretario General Sergio Bragado a la cabeza, y ha posado para los medios gráficos en la Plaza de Sagasta para concluir su visita en el Bar Viriato con los compañeros del PSOE de Zamora.






Via      - Psoe Zamora-
Fotos  - Zamora24horas.com-

15 de mayo de 2014

Acto de campaña en Vitoria. 15/05/2015




RAMÓN JÁUREGUI reivindica la necesidad de dar "un giro a la política sin alma y antisocial" de Europa y de reconstruir "el pilar social de la UE"
Denuncia que el gobierno de Rajoy haya apostado por "devaluar laboralmente el país con la reforma laboral", lo que nos ha llevado a "1.200.000 empleos menos y 626.000 parados más"
Madrid, 15 de mayo de 2014.- El número dos del PSOE al Parlamento Europeo, Ramón Jáuregui, reivindicó hoy la necesidad de dar "un giro a la actual política sin alma y antisocial" de Europa y defendió reconstruir "el pilar social de la UE", porque Europa es fundamentalmente un espacio "de derechos de libertades, de protección social, de sindicalismo fuerte, de negociación colectiva" y "esa -subrayó- es la Europa que queremos".

A su juicio, es imprescindible que los europeos recuperemos "el modelo social que construimos en los últimos 40-50 años", porque "la competencia de salarios a la baja, la subcontratación indefinida por parte de las empresas que van reduciendo su tamaño, las maneras de trabajar que impone la flexibilidad laboral, la individualización de las relaciones laborales", son "caballos de Troya" en el delicado universo socio laboral.

En este sentido, denunció que "la apuesta del gobierno de España para hacer más competitivo al país ha sido devaluar laboralmente el país con la reforma laboral", lo que nos ha llevado a "1.200.000 empleos menos y 626.000 parados más".
Durante un encuentro con sindicalistas de UGT y CCOO en Vitoria para explicarles las principales propuestas del PSOE en materia de empleo, formación y pensiones, Jáuregui señaló que "es hora de que volvamos a enarbolar la bandera social de la UE, porque queremos un mundo con trabajos dignos, sindicatos fuertes, con negociación colectiva, y leyes de salarios mínimos", dijo.

Así, el candidato socialista expresó el compromiso del PSOE con las los principales planteamientos que la Confederación Europea de Sindicatos ha presentado de cara a las europeas. En este sentido, afirmó que los socialistas reivindican también "que los derechos sociales se equiparen a las libertades económicas", que haya "una política económica alternativa a esta política de austeridad que permita una política anticíclica de expansión económica para crear empleo", del mismo modo que apuestan por "la negociación colectiva y el diálogo social con los sindicatos para la construcción de la Europa social".

Durante su intervención, el candidato socialista defendió la función sindical en "tiempos de acoso al sindicalismo" y subrayó la importancia de tener "sindicatos fuertes" para la defensa de los intereses de los trabajadores y la mejora de sus condiciones de trabajo.





Entrevista Las mañanas de TVE 15/05/214

Se puede ver la entrevista entera aquí.

14 de mayo de 2014

Mitin en Bilbao. 14/0/2014



“Europa sólo será si es una Europa federal”. Es la convicción que Ramón Jaúregui ha trasladado esta mañana a los asistentes a este acto de los Socialistas Vascos en el que los cuatro candidatos vascos que forman parte de la lista que el PSOE presenta a las elecciones europeas del próximo 25 de mayo han ratificado su compromiso para luchar durante los próximos 5 años por la igualdad y la justicia social, junto a la estatua de Ramón Rubial en Bilbao.

En el acto han participado Ramón Jaúregui, Eider Gardiazabal, Maider Lainez y Ekain Rico junto a decenas de militantes y miembros de los Socialistas Vascos.

Los Socialistas vienen defendiendo desde hace años la necesidad de una Europa federal para poder hacer frente a los retos que plantea la globalización, una idea que ha tomado más fuerza tras la deriva de las políticas neoliberales de la derecha. Ponerle fin está en manos únicamente de una sóla formación, los Socialistas que son los únicos calces de obtener más de 230 diputados y gobernar la Unión Europea “con otras políticas”.

Ramón Jaúregui ha hecho un llamamiento a los vascos para que voten al PSOE y lograr una victoria que permita defender los valores y derechos que ha sustentado Europa. "Euskadi necesita una Europa fuerza, federal, porque es la única garantía del respeto a las multiples identidades”, ha señalado. Jaúregui considera que el futuro de Euskadi para por formar parte de “una España y Europa federales” con las que comparta el reparto del poder.

Además, Jaúregui ha señalado que quienes quieran ver estas elecciones en clave nacional y no europea también tienen en el partido socialista la única opción de voto que signifique mostrar rechazo a las políticas del PP. “El 90% de los vascos está en contra de las políticas del Gobierno de Mariano Rajoy, pues bien a ellos me dirijo para pedirles que voten al PSOE porque es el único voto de rechazo a estas políticas”, ha afirmado.

Apuesta por el capital humano

La eurodiputada y candidata a la reelección, Eider Gardiazabal, ha expresado el compromiso de los Socialistas Vascos con la igualad y la justicia social a través de diversas iniciativas que podrán en marcha en el Europarlamento:

-Establecer un calendario de reducción del déficit “más flexible” que permita que los países tengan margen de maniobra para crear planes de empleo

-reformar el Banco Central Europeo para reducir el coste de la deuda pública y reducir la inestabilidad de los mercados

-dotar con 21.000 millones de euros el Plan de Empleo juvenil que hora sólo cuenta con 6.000 millón es de euros.

-formar una troika social, con el Parlamento Europeo, la Comisión Europea y los agentes sociales para controlar el impacto social de las medidas económicas y evitar que suceda lo que está pasando en la actualidad en muchos países”,

-aumentar el fondo social europeo para que los parados de larga duración tenga una oportunidad

-establecer un marco europeo de salarios mínimos que mejorar la calidad de vida de muchas personas

-elevar el peso del sector industrial al 20% del PIB

Eider Gardiazabal ha destacado que “frente a la insostenible devaluación salarial que propone el PP para mejorar la competitividad, los socialistas apostamos por las inversiones al desarrollo y la innovación y la formación del capital humano como vehículo más eficaz para recuperar la competitividad”.











Nota, fotos y video cortesia de Socialistas Vascos

12 de mayo de 2014

Visitas y Actos de Campaña en Islas Baleares







 Ramón Jauregui  ha visitado hoy la Finca Son Bordils junto a Pere Joan Pons Sampietro candidato del Psib a las europeas, Francina Armengol Sociasl Secretaria General del PSIB y Silvia Cano Juan Secretaria General de los Socialistes de Mallorca.
El número dos de la candidatura europea del PSOE, Ramón Jáuregui, ha criticado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no haya aprovechado su encuentro con el candidato del PP a presidente de la Comisión, Jean Claude Junker, para pedirle "que pare ya el paraíso fiscal de Luxemburgo".

"Lamento que el PP haya perdido la oportunidad de decirle a su candidato que no caben espacios opacos" en materia fiscal dentro de la Unión Europea, ha señalado Jáuregui durante la visita a unas bodegas en Mallorca.

Según el candidato socialista, "una de las grandes asignaturas pendientes es hacer una política fiscal más justa y más progresiva, que combata la desigualdad creciente" y para ello es preciso acabar con los paraísos fiscales como Luxemburgo, el país del que Juncker ha sido primer ministro.

La Unión Europea debe asegurar la coordinación de las políticas tributarias para que no haya "competencia social a la baja" entre los países, ha sostenido Jáuregui, para quien con la elección de Juncker como candidato el PP europeo manda un mensaje contrario a este principio.

Una vez finalizada la visita a las bodegas, se realizó un encuentro con diversos empresarios y comerciantes de Inca para debatir e intercambiar ideas.





Ramón Jáuregui, tenía previsto participar por la tarde en una cena-mitin en el Hipódromo Son Pardo de Palma, pero se dicidió suspender este acto, debido al asesinato de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, puesto que "cuando se asesina a un representante público hace falta un esfuerzo no sólo de solidaridad política, sino también un acto de dignidad institucional".

Así, ha considerado que se debe dar "una respuesta pedagógica para reverenciar el papel que Isabel ejercía" y, por ello, ha reiterado que el partido "como muestra de solidaridad" ha decidido suspender el mitin.

"He vivido tantas veces circunstancias personales como ésta q sé que no hay palabras para expresar el dolor que sienten todos ellos, familiares y amigos", ha manifestado el socialista.



fuente y fotos @PSIB-PSOE y Socialistas Inca

“La solución a las aspiraciones soberanistas es una España federal en una Europa federal”

Ramón Jauregui, es uno de los viejos rockeros que nunca mueren. Vinculado al PSOE desde tiempo inmemorial, conforma la vieja guardia de Ferraz y conserva cual marmita viviente, las esencias vivas del socialismo desde que ostentara responsabilidades en el Ayuntamiento de San Sebastián, luego fuera vicelehendakari del gobierno vasco, delegado del gobierno en Euskadi y durante años diputado y ministro de la Presidencia, hoy aspira al segundo sillón de los socialistas para las próximas europeas del 25 de mayo, donde pueda “ser más útil” a su partido.

¿Qué es para Vd la Unión Europea, una realidad geográfica, política, económica, social?

La Unión Europea es la suma de todas esas realidades pero Europa es sobre todo una forma de entender la vida: con derechos y ciudanía, democracia y estado de derecho. Es modelo social e igualad de oportunidades. Tras dos guerras mundiales y millones de muertos, los europeos hemos sido capaces de construir una Unión política basada en la diversidad y en el libre consentimiento de los Estados miembros en compartir la soberanía. Pero, además, la Unión es la primera potencia comercial mundial, con un mercado único y una moneda única, y continua siendo el modelo social y democrático para el mundo, pese a los graves síntomas de desigualdad que están emergiendo en Europa. Por último, es una realidad política que cuenta con una arquitectura institucional adaptada a los nuevos desafíos pero que debe mejorarse, por ejemplo, en materia de gobernanza de la unión monetaria y económica.

¿Cuál son las principales líneas del discurso programático por parte del PSOE para estas europeas?

Los socialistas defendemos que es necesario un cambio en Europa, que se traduzca en una nueva mayoría y un nuevo gobierno progresista para contrarrestar las políticas de austeridad, que han asfixiado la posibilidad de crecimiento, han generalizado los recortes sociales y han ofrecido una respuesta raquítica al dramático aumento del desempleo. Nuestra prioridad, y la de los Socialistas Europeos, es que la Unión desarrolle políticas orientadas hacia el crecimiento y la generación de puestos de trabajo de calidad, mediante la ampliación de los fondos europeos para la lucha contra el empleo juvenil. Reclamamos, también, una agenda social que permita recuperar la credibilidad perdida, la idea común de una Europa con derechos y cohesión social.

¿Temen que la desafección por la política se traduzca en una fuerte abstención en las europeas?

Soy optimista. A lo mejor baja un poco la participación, pero sabemos que la misma siempre es más baja en las elecciones europeas que en las generales. Los partidos y los medios de comunicación debemos hacer pedagogía, explicar a los ciudadanos que ahora podemos votar al Gobierno de Europa, que decide sobre muchos aspectos de nuestra vida. Además, si algo ha quedado claro en esta crisis es que las principales decisiones sobre la política económica se toman en las instituciones europeas en base al proyecto político de la mayoría gobernante.

Si queremos que haya un giro de la política actual hacia el crecimiento y el empleo es preciso que haya una mayoría política distinta en el Parlamento Europeo y en el conjunto de las instituciones europeas. Esto es lo que el ciudadano debe entender.Solo una mayoría de la izquierda socialdemócrata en Europa será capaz de dar el giro la política económica europea, restaurar el pilar social y hacer una Europa federal.

De la crisis ¿se sale individual o colectivamente? ¿Valen las mismas soluciones para España que para Grecia o más recientemente Francia?

Se sale colectivamente, de eso no cabe duda. No hay salidas nacionales o particulares. Lo que nos hace fuertes es la pertenencia a Europa. Imaginemos como hubiéramos enfrentado la crisis con la peseta y sin el apoyo del resto de socios. Lo que estamos negociando es la orientación que los conservadores están instalado en las instituciones europeas como salida a la crisis. La austeridad y la contracción fiscal por si solas no son suficientes. Reducir el déficit es importante peor necesitamos políticas de estímulo a la demanda y, sobre todo, una mayor convergencia entre el Norte y el Sur.

Giro social frente al austericidio

¿Qué puede aportar el PSOE dentro de la izquierda europea frente al austericidio que sostiene Angela Merkel?

El PSOE, que se presenta a estas elecciones como parte integrante del Partido de los Socialistas Europeos, quiere contrarrestar el sesgo neoliberal de las políticas que han gobernado la Unión en los últimos años yque han realizado una gestión desastrosa de la crisis, centrándose en el ajuste fiscal a ultranza, dañando el crecimiento y destruyendo millones de puestos de trabajo en toda Europa.

Por eso, frente a las políticas de la austeridad de Merkel, Barroso o Rehn y de su candidato a presidir la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, responsables del austericidio, los socialistas proponemos que Martin Schulz, actual presidente del Parlamento Europeo, lidere el giro hacia una Europa más social.El 25 de mayo los ciudadanos podrán cambiar el rumbo de Europa y a la vez empezar a cambiar, también, el rumbo de España. Lo que los ciudadanos deben saber es que el único partido capaz de ganar a la derecha es el de los socialdemócratas europeos.

Esta crisis ¿es solo económica o la UE vive una crisis de más alto rango?

Es también una crisis de competitividad. Todo el mundo debería recordar el Informe de los Sabios sobre Europa 2030. Aquel informe establecía con enorme realismo y, yo añadiría dramatismo, los enormes retos a los que está enfrentada la UE: demográficos, energéticos y de competitividad cuya resolución es condición necesaria pero no suficiente para salir de la crisis.

La crisis es en origen económica, y ha sido tan devastadora que ha conmovido los cimientos de las instituciones, tanto las nacionales como las europeas. De ahí que exista también una crisis política o de legitimidad del proyecto europeo. La UE es garante de paz y de unidad, pero también de prosperidad económica. Este es el eslabón que ha fallado en los últimos años. De ahí que sea fundamental que de estas elecciones salga una mayoría que pueda orientar las políticas de la Unión hacia el bienestar de los ciudadanos, frente a la imposición de subidas de impuestos y recortes sociales. De lo contrario la construcción europea corre riesgo de perder el apoyo de las clases populares y trabajadoras.

¿Qué le sugiere el avance de la ultraderecha en Europa, en Holanda, Francia, Grecia…?

La ultraderecha en Europa no es un fenómeno nuevo, lo conocemos bien por desgracia, no hace falta remontarse a la Segunda Guerra Mundial, pero tampoco conviene olvidarla esa tragedia. El populismo y la xenofobia, incluyendo el anti europeísmo, prosperan cuando las democracias fallan en proporcionar crecimiento económico y bienestar social y cuando disminuye la legitimidad democrática como eje de todas las decisiones políticas. En cualquier caso no hay que exagerar su influencia: el Parlamento Europeo funciona gracias a las grandes familias políticas, el grupo de los no inscritos donde confluyen mayoritariamente estos partidos no tiene ningún impacto real en el proceso legislativo.

A su juicio ¿qué debe de hacer la Unión Europea ante un conflicto como el de Ucrania, debe implicarse de manera superlativa o sólo de manera somera, dónde acaba la diplomacia y dónde empieza la fuerza?

La UE debe implicarse a fondo en la crisis de Ucrania porque es un problema fundamentalmente europeo pero extremadamente complejo por la confluencia de intereses políticos, económicos, energéticos y geoestratégicos. Necesitamos una solución diplomática porque no existe otra alternativa que la paz. La Unión Europea debe evitar un derramamiento de sangre, forzar a Rusia a respetar los compromisos alcanzados en Ginebra y apoyar la soberanía e integridad territorial de Ucrania para lograr la estabilidad en la región.

Conflictos nacionales

El conflicto con Cataluña ¿debe acordarse desde Madrid o desde Bruselas, es cosa de Rajoy o de Durao Barroso?

La cuestión catalana concierne a todos los españoles, y, desde luego, al presidente del gobierno en primer lugar.Lamentablemente, Rajoy está retrasando el debate sobre la reforma constitucional pese a la gravedad en que se halla el modelo territorial español. Y el Presidente Mas persiste en llevar a Cataluña a un callejón sin salida. En esta situación la única vía es la que proponen los socialistas catalanes y españoles.

Si más Europa es la respuesta, la pregunta ¿lleva implícita algo relacionado con Cataluña y Euskadi?

Tal y como yo lo veo, es ineludible avanzar hacia una Unión Federal de Europa. El proyecto europeo no se construye desde múltiples estados, sino cediendo soberanías. En España, como he señalado anteriormente, la solución a las aspiraciones soberanistas pasa por la propuesta federal de PSOE. No se trata de “Catalunya nou estat d’Europa”, lo que es más bien inviable, sino de una España federal en una Europa federal.

El tema de la soberanía que reclaman Cataluña y Euskadi, ¿es parangonable al del Quebec con Canadá o al de Escocia con Reino Unido?

En mi opinión no, pero es cierto que todas esas comunidades nacionalistas (Cataluña, Escocia, Flandes o Euskadi) que existen en Europa comparten aspiraciones nacionalistas. Me consta que hay un gran temor en Europa a esta tentación nacionalista periférica que podría acabar deconstruyendo la propia UE.

Yo creo que no se puede hablar de Catalunya o Euskadi en su conjunto como reclamantes de soberanía. En cualquier caso no se trata de situaciones parangonables. Escocia fue un reino independiente en su día que estableció un pacto con Inglaterra, lo que no es el caso ni de Catalunya ni Euskadi. Además, el Reino Unido no tiene Constitución escrita por lo que cabe hacer referendos de esta naturaleza, lo que no es nuestro caso.

Los sucesos de Ceuta y Melilla ¿son un problema de España o de la frontera sur de la Unión Europea?

Claramente un problema de la frontera sur de la UE, donde se pone de relieve la ausencia de una política europea de inmigración o asilo. Frente a la actitud hostil de la derecha hacia la inmigración irregular proveniente de terceros Estados y la movilidad interior o inmigración intracomunitaria, los socialistas defendemos el establecimiento de una política de inmigración y asilo global que sitúe la dignidad, seguridad y protección de los individuos en el centro de la acción europea.

Aborto, matrimonio gay, dependencia, ¿deben integrarse en el discurso europeo o seguir siendo una competencia individual de cada país?

Todas las cuestiones políticas tienen ya una dimensión europea y el Parlamento Europeo se viene pronunciando con resoluciones sobre multitud de temas, pese al recorte de derechos que defiende la derecha conservadora. No obstante, ante las intervenciones legislativas nacionales que vulneren los principios fundamentales de la Unión, caben intervenciones políticas desde el Parlamento Europeo. No descarto que esta sea una posibilidad con la nueva legislación española sobre el aborto.

Europeas como plebiscito

Los dos grandes partidos de España ¿interpretan estas elecciones como un plebiscito sobre su gestión?

Estas elecciones son un plebiscito sobre la gestión de la derecha europea desde 2009, prácticamente desde que empieza la crisis, de la cual la derecha española es parte integrante y preeminente. No olvidemos que cuando se decide el malhadado rescate de Chipre o el ajuste fiscal de cuatro puntos de PIB en un año a España el señor de Guindos se sentaba en el ECOFIN, y no nos consta que se opusiera o votara en contra. Quiero decir con esto que las políticas de recortes del PP están en línea con las decisiones que ha adoptado la derecha europea en el último quinquenio.

Pero el análisis político nacional es legítimo. Los españoles tienes derechos a votar también pensando en que una victoria del PP puede representar un incremento de las políticas de recorte social y de devaluación socio laboral en España. Indudablemente, una victoria del PP estimulará al gobierno del Rajoy a continuar esas políticas como fundamento de su salida a la crisis, aunque esto implique dejar una sociedad cada vez más desigual, más empobrecida y con menos derechos sociales y laborales para los trabajadores.

¿Qué le ha parecido la estrategia de dilación del Partido Popular con Arias Cañete?

El PP ha optado por una campaña corta para reducir el desgaste de la opinión pública a sus políticas. Quieren adormecer el debate europeo desarrollando una campaña de baja intensidad con un mensaje triunfalista sobre la recuperación económica que no es tal.

Las mentiras de Arias Cañete ante el Congreso sobre su patrimonio ¿Le incapacitan como candidato?

Me temo que le afectarán gravemente en sus pretensiones para ser Comisario. El PP ha colocado a la cabeza de su candidatura a un señor muy rico, con grandes intereses económicos en múltiples empresas. Lo importante en este momento es que se aclare su situación patrimonial y que aclarepor qué ocultó en su declaración al Congreso sus relaciones con algunas empresas.

Si cuando un club de fútbol grande pincha se plantean reforma de arriba abajo ¿qué reforma cabe en el PSOE después de los últimos batacazos electorales? ¿Qué debe hacer el PSOE para recuperar la ilusión de los socialistas perdida?

El PSOE inició un proceso de recuperación de la confianza de su electorado desde el día siguiente de las últimas elecciones generales. El congreso 38ª en 2012 eligió una nueva dirección política. En noviembre de 2013 tuvimos una conferencia política donde renovamos las líneas programáticas, con propuestas como la reforma fiscal o la apuesta por la política fiscal. Y tras estas elecciones elegiremos en primarias abiertas a nuestro cartel electoral. Por tanto, se trata de una renovación profunda tanto de nuestro proyecto político como de nuestro sistema de elección de los candidatos a presidente del gobierno.

Después de muchos años dentro del PSOE siendo la marmita que conserva las esencias del socialismo ¿qué le queda por hacer, se ve de regreso en la política activa española?

La verdad es que he tenido la suerte de servir a los ciudadanos en todos los niveles de la administración, empezando como primer alcalde democrático de San Sebastián y llegando a ser ministro del gobierno de España, y ahora parlamentario europeo, que es donde me veo en los próximos años. Seguiré ayudando a mi partido y a mi país donde me lo pidan y donde sea necesario.

Para las futuras primarias que se abran tras la salida de Rubalcaba, ¿quién será su favorito para encabezar la “remontada”?

Las primarias abiertas son un componente importante del proceso de renovación del PSOE, al que he aludido anteriormente. Pero no es el momento de entrar en el baile de nombres.

Bruselas ¿es un premio, un retiro dorado o un relegamiento?

Ninguna de las tres cosas. Yo he estado siempre donde mi partido ha considerado que podía ser más útil. Y creo, sinceramente, que puedo serlo en el próximo Parlamento Europeo.
Publicado en "El diaro Fenix".
eXTReMe Tracker
Foto: SANTOS CIRILO
Videos: PARLAMENTO EUROPEO.