23 de febrero de 2017

Lo urgente en Europa.

Hemos cruzado el ecuador de la actual legislatura en el Parlamento Europeo. Después de dos años y medios combatiendo los efectos devastadores de la austeridad y defendiendo medidas para reforzar el pilar social de la Unión Europea –y ahora que ha cambiado el panorama institucional con las tres sedes comunitarias copadas por los populares– es el momento de trazar una nueva estrategia política que nos permita a los socialdemócratas consolidar nuestro proyecto y valores.

Los recortes de las políticas conservadoras y la falta de soluciones a los problemas de la gente está llenando las urnas de votos populistas, xenófobos y antieuropeos. Para cuando se demuestre la falacia de las recetas que proponen estas fuerzas extremas, es probable que ya no quede tiempo. Esta realidad, unida a problemas inéditos como la salida de Reino Unido de la UE, nos obliga a reaccionar. 

Los socialistas y demócratas en el Parlamento Europeo somos importantes para el futuro de la UE. Conscientes de este rol y de la responsabilidad que acarrea, desde la delegación española hemos propuesto a nuestros compañeros del Grupo Socialdemócrata y del Partido Socialista Europeo que de aquí a lo que resta de legislatura establezcamos unas prioridades claras y trabajemos en la misma dirección para defenderlas ante la Comisión y el Consejo.

Nuestra urgencia es serles útiles a los ciudadanos, que demandan un pilar social sólido sobre el que sustentar el estado de bienestar y los valores que hasta ahora habían sido marca Europa.

Para impulsar este pilar, defendemos un marco europeo vinculante de salarios mínimos en el entorno del 60% del salario medio de cada Estado, así como un Programa de Garantía de Empleo para los jóvenes y de apoyo a personas desempleadas de larga duración, que pueda desarrollar más adelante un Régimen Europeo de Seguro de Desempleo.

En materia económica, tenemos que aceptar que la Unión Europea no ha gestionado bien la crisis de la zona euro, que han faltado instrumentos de gobernanza económica de la moneda común y que la austeridad ha estancado el crecimiento, deteriorando las condiciones de vida de la población.

A partir de este reconocimiento, proponemos de manera urgente revisar en profundidad la estructura presupuestaria y reformar el sistema de recursos propios de la UE, porque el establecimiento de impuestos europeos sería el camino adecuado y justo para financiar el presupuesto de la UE, sustituyendo gradualmente las contribuciones actuales por recursos auténticamente europeos.

Estamos convencidos de que la puesta en marcha definitiva del Impuesto de Transacciones Financieras entre los diez países firmantes del acuerdo será determinante para crear una Hacienda y un Tesoros europeo. También ponemos sobre la mesa la creación de un impuesto de Sociedades Europeos y los derechos de depósito del BCE.

Necesitamos reforzar la política económica expansiva a través de una mayor dotación del Fondo Europeo de las Inversiones Estratégicas, conocido como Plan Juncker, impulsando la inversión pública en áreas estratégicas e incentivando el consumo a través de la mejora salarial.

Los socialistas hemos cogido la bandera de la lucha contra el fraude y la evasión fiscal en la Unión Europea y seguiremos abanderando esta lucha en los próximos años, trabajando para la creación de una agenda internacional de combate a los paraísos fiscales.

Los efectos de la austeridad y de las políticas de derechas han profundizado aún más la brecha de la desigualdad entre mujeres y hombres, provocando un retroceso intolerable en materia laboral, salarial, de derechos y libertades. Daremos la batalla para que el Consejo, de mayoría conservadora, desbloquee la directiva de igualdad de trato, porque necesitamos compromisos vinculantes para garantizar que se cumplen los derechos de las mujeres y la igualdad de género.

Pero, sin duda, donde más empeño tenemos que poner para reestablecer el honor y la credibilidad de la Unión es en la gestión y el trato que han recibido los refugiados y los demandantes de asilo. Los Tratados están escritos, los compromisos adoptados pero todo ha quedado en papel mojado y miles de personas siguen vagando y muriendo en tierra europea.

Podremos superar muchos de los obstáculos que tenemos en el camino, pero la UE no sobrevivirá si no ofrece una respuesta a esta emergencia humanitaria. No tenemos ni un minuto que perder, porque ya vamos muy tarde, en la apertura de corredores y visas humanitarias, en la reubicación de los refugiados, en el desarrollo de programas de cooperación y acuerdos bilaterales con los países de origen, al tiempo que ponemos en marcha una Estrategia Europea por la Multiculturalidad y la Gestión de la Diversidad.

Esto es lo más urgente, pero no son las únicas urgencias. Una Unión energética que considere a la energía como un bien social, que garantice su acceso a toda la ciudadanía y combata la pobreza energética es un objetivo fundamental para los socialistas, del mismo modo que incluimos en nuestra agenda de prioridades convertir a la UE en líder de energías limpias, en desarrollo I+D+i o agricultura y pesca sostenible desde el punto de vista medioambiental, económico y social.

Los socialistas españoles estamos convencidos de que los europeos necesitamos a Europa, pero una más eficiente, más justa y progresista. Nuestro compromiso con esa Europa mejor está hoy más vivo que nunca.

Publicado en El diario.es, 23/02/2017

20 de febrero de 2017

Reunión de trabajo con Gianni Pittella en Ferraz. 20-02-2017


EL PSOE Y EL GRUPO DE SOCIALISTAS Y DEMÓCRATAS DEL PARLAMENTO EUROPEO TRABAJAN EN LA ELABORACIÓN DE LA NUEVA AGENDA PROGRESISTA PARA EUROPA

20/02/2017



El presidente de la Comisión Gestora del PSOE, Javier Fernández, ha comparecido esta mañana en rueda de prensa junto al presidente del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo, Gianni Pittella, con el que ha mantenido un encuentro bilateral -y participado en una reunión de trabajo posterior- en la sede socialista de la calle Ferraz.

La cita se enmarca dentro de la ronda de contactos del político italiano con representantes de partidos socialdemócratas europeos para conformar una red socialista que elabore “una nueva agenda progresista para Europa” –como ha explicado el propio Pitella- y establezca una nueva estrategia parlamentaria en el marco europeo.

Esta plataforma a favor de una gran fuerza progresista y socialista en Europa, que impulse una economía más ética basada en una mayor justicia fiscal, luche de manera firme contra la evasión y el fraude; y elabore una nueva agenda social que coloque en primer lugar a las personas, ha arrancado hoy en Madrid y continuará mañana martes en Lisboa. Posteriormente, Pittella viajará a Londres los días 23 y 24 de febrero, continuando en las próximas semanas los encuentros bilaterales en Hungría, Grecia, Alemania, Francia y los Países Bajos.

A tal fin, los socialistas españoles han trasladado a Pittella toda una serie de cambios políticos y medidas sociales prioritarias que pasan por presentar, antes de 2018, un programa concreto que desarrolle el Pilar Social en Europa; la puesta en marcha definitiva del Impuesto de Transacciones Financiera (ITF) entre los diez países firmantes del acuerdo; el refuerzo de la política económica expansiva a través de una mayor dotación del Fondo Europeo para las Inversiones Estratégicas (Plan Juncker); un plan de lucha contra el fraude y la evasión fiscal en el seno de la UE y una política migratoria y de refugiados común.

Tras el encuentro bilateral y la rueda de prensa, ambos mandatarios han participado en una reunión de trabajo que ha contado con la participación de Elena Valenciano, vicepresidenta del Grupo Socialista en el Parlamento Europeo; Ramón Jáuregui, portavoz de la Delegación Socialista en el Parlamento Europeo; Sergio Gutiérrez, secretario general de la Delegación Socialista en el Parlamento Europeo; Eduardo Madina, diputado y responsable del área Política de la Ponencia Marco; Soraya Rodríguez, presidenta de la Comisión Mixta para la Unión Europea; Jose Carlos Díez, responsable del área Económica de la Ponencia Marco del PSOE; Juan Moscoso, miembro de la Comisión de Expertos de la Ponencia Marco del PSOE, y el eurodiputado Jonás Fernández.

Galeria de imágenes.





Fuente: PSOE

17 de febrero de 2017

Reunión de trabajo Ponencia Política. 17/02/2017


Hoy se ha celebrado en Ferraz la reunión de los grupos de trabajo del segundo bloque de la Ponencia Política: “Qué concepto de izquierda socialdemócrata tenemos ante los desafíos de la globalización”.



   


Galería de imágenes(PSOE)












14 de febrero de 2017

Los socialistas urgen a construir una Europa federal y social .



Nota de Prensa, 14/02/2017. Estrasburgo.

"Los socialistas urgen a construir una Europa federal y social como respuesta al Brexit"

El eurodiputado Ramón Jáuregui ha abogado por reformular la Unión Europea para salir de la crisis que amenaza el proyecto europeísta. “Estamos viviendo uno de los momentos más duros de la UE. Tenemos que salir de la crisis del Brexit, de la crisis migratoria, la gestión del euro, y para eso tenemos que discutir sobre la mejor Europa posible, una Europa más social en la respuesta que da a los ciudadanos, que resuelva bien la negociación del Brexit y que no estimule a otros países a emprender el mismo camino”.

En este sentido, el jefe de la delegación socialista española ha apuntado hacia una mayor integración de la Unión. “Yo me siento federalista de Europa”, ha asegurado. Jáuregui ha intervenido en el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo, que debate sobre el futuro de la Unión Europea y busca una respuesta a sus deficiencias, en torno a tres informes: el Verhofstadt, que analiza la necesidad de reformar los tratados; el Bresso-Brok sobre el desarrollo de la UE aprovechando el potencial del Tratado de Lisboa, y el Böge-Berès, sobre la capacidad de la zona del euro.

En el mismo debate, el eurodiputado socialista Enrique Guerrero ha subrayado que “la crisis ha demostrado que la UE está llena de insuficiencias y disfuncionalidades”, y aboga por abordar, no solo los problemas de diseño de las instituciones europeas, sino también “trabajar para conseguir el apoyo de los ciudadanos”. Algo que solo se logrará, ha dicho, con “un presupuesto para crecer, para distribuir mejor, para garantizar libertades, para aportar convergencia y para ser solidarios con el resto del mundo”.

Los tres informes sobre el futuro de la UE plantean, entre otras propuestas, poner fin a la utilización masiva de los métodos intergubernamentales en lugar de usar el “método comunitario”; dotar a la UE de capacidad presupuestaria basada en recursos verdaderamente propios y un Tesoro europeo; introducir el derecho de iniciativa legislativa para el Parlamento; crear una verdadera Unión de la Energía, avanzar hacia la Unión Bancaria; mejorar el intercambio automático de información entre las autoridades tributarias nacionales para impedir la evasión y el fraude fiscales; establecer un sistema europeo de migración legal y unificar criterios nacionales para garantizar el asilo y el acceso al mercado laboral. Todas estas propuestas están en línea con las prioridades de la delegación socialista española presentadas la semana pasada en Bruselas en el Manifiesto Socialista por Europa.

Los informes presentan también otra serie de iniciativas, como definir una asociación con países socios que no pueden o no quieren adherirse a la Unión, como el Reino Unido, y ampliar los derechos electorales para los ciudadanos que residan en un Estado miembro del que no son originarios. El informe Verhosfstadt recuerda además su llamamiento a favor de una única sede para el Parlamento Europeo.

Intervención Sesión Plenaria 14/02/2017


Debate El futuro de la Unión Europea. Posibles modificaciones y ajustes de la actual configuración institucional de la Unión.


.

10 de febrero de 2017

Los socialistas españoles en el PE presentan 5 reivindicaciones urgentes para el final de la legislatura.


Nota de prensa. 10/02/017 Bruselas.


El presidente de la delegación socialista española, Ramón Jáuregui, y el secretario general, Sergio Gutiérrez, han remitido una carta al presidente del Grupo de Socialistas y Demócratas, Gianni Pittella, y al del Partido Socialista Europeo, Sergei Stánishev, en la que exponen una lista con cinco medidas “urgentes y prioritarias” para los próximos dos años y medio de legislatura.

En el texto, explican que la elección del nuevo presidente de la Eurocámara plantea un panorama institucional que obliga a “trazar una nueva estrategia política y de relación con las demás fuerzas parlamentarias”, y solicitan su apoyo para presentar estas reivindicaciones a la Comisión y el Consejo. 
Las medidas son las siguientes: 

1. Un programa concreto para presentar antes de 2018, que desarrolle el Pilar Social de la Unión Europea y que incluya: 

  -  Un Marco Europeo de Salarios Mínimos en el entorno del 60% del salario medio de cada Estado.
  -  Un programa europeo de garantía de empleo para los jóvenes y de apoyo a los desempleados de          larga duración, que pueda desarrollar más tarde un seguro de desempleo.
  -  Desbloqueo de las directivas de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en el empleo,       conciliación de la vida laboral y familiar y violencia de género. 

2. Puesta en marcha definitiva antes de enero de 2018 del Impuesto de Transacciones Financiera (ITF) entre los diez países firmantes del acuerdo. Estos fondos formarán parte de un plan de ingresos propios de la UE, que permita la creación de una Hacienda y un Tesoro europeos, que se basarán también en el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

3.Refuerzo de la política económica expansiva a través de una mayor dotación del Fondo Europeo para las Inversiones Estratégicas (Plan Juncker), impulsando la inversión pública en áreas estratégicas en el conjunto de la Unión, e incentivando el consumo a través de una mejora salarial. Todo ello en un contexto de flexibilidad del Pacto de Estabilidad. 

4.Un plan de lucha contra el fraude y la evasión fiscal en el seno de la UE, que incluya la coordinación y armonización de las bases impositivas, así como una Agenda Internacional de Combate a los Paraísos Fiscales, tomando como base las conclusiones de las comisiones TAXE y PANA. 

5.Una política migratoria y de refugiados común, efectiva y solidaria, en la que se cumplan los compromisos ya acordados en materia de reubicación y reasentamiento y que aborde la necesidad de ampliar las cuotas actuales; que desarrolle una estrategia específica en torno a la ruta del Mediterráneo Central; y que contemple un plan detallado para la apertura de vías seguras para los demandantes de asilo y ofrezca alternativas para la llegada de migrantes.

Estas medidas forman parte de un manifiesto elaborado por la delegación socialista española, con propuestas en diez áreas de actuación, en el que se aboga además por fortalecer el discurso europeísta para una UE con más competencias en fiscalidad, negociación internacional, defensa, seguridad y política ambiental.



Entrevista para Europa Abierta. 10/02/2017







 

9 de febrero de 2017

Intervenciones en la Comisión AFCO. 9/02/2017


Votación del Informe: "Democracia digital en la Unión Europea: posibilidades y retos"

   


 Paquete de invierno 2016. Seguridad y defensa europeas.

   


Relaciones Reino Unido /EU tras el referendum de junio. #Brexit

   


 Seminario/taller partido Alianza por la Paz y la Libertad (APF) (I)

   



 Seminario/taller partido Alianza por la Paz y la Libertad (APF) (II)

 

4 de febrero de 2017

Alemania e Italia contra el referéndum de secesión.

Confieso que no resulta fácil oponerse a esa especie de latiguillo argumental que hace furor entre nosotros cuando alguien pregunta: ¿por qué no podemos decidir?, o ¿por qué no nos dejan decidir? Con frecuencia, el espinoso debate de nuestra estructura territorial o la reclamación nacionalista de un referéndum independentista acaba en el supuesto derecho a decidir, un eufemismo en este caso del derecho a la autodeterminación, como si se tratara de un derecho absoluto, cuyo ejercicio fuera innegable en democracia y cuya simple realización resolviera de raíz todos los problemas de la compleja convivencia identitaria en las comunidades nacionales. 

De hecho, admitámoslo, las experiencias de Quebec y Escocia han extendido la lógica de esta herramienta democrática en amplios círculos políticos europeos, más allá de los matices importantes que diferencian ambos supuestos y sin entrar en detalles sobre la enorme inestabilidad que sigue pendiente en ambos casos. Pero, lo cierto es que en Europa muchos se preguntan por qué no generalizar ese supuesto derecho a todas aquellas comunidades en las que las aspiraciones a constituir un Estado gozan de un apoyo consistente y permanente. 

Personalmente, creo que un proyecto político independista puede y debe ser admitido en el juego democrático y puede ser un horizonte legítimo, siempre y cuando cuente con suficiente soporte democrático, en términos de una voluntad colectiva ampliamente mayoritaria vertebrada en todo el territorio y no solo en parte de él, y reiteradamente expresada en los diferentes procesos electorales, con claridad y libertad plena de los ciudadanos. En esos casos, las democracias deben atender esas voluntades y negociar las consecuencias de esos deseos, para someter después a ratificación popular (referéndum) las concretas condiciones de esa opción (con sus ventajas e inconvenientes bien explicitadas). 

Como ustedes verán, ese camino no tiene nada que ver con este otro que somete a referéndum un supuesto deseo de independencia en términos binarios y excluyentes (‘sí’ o ‘no’), eludiendo intencionadamente el debate descarnado sobre sus consecuencias y usurpando al electorado otras soluciones políticas (autogobierno más o menos intenso, estatus especiales, etc.) que la política tiene, puede y debe ofrecer a los ciudadanos ante dilemas tan trascendentes para su vida. 

Viene todo esto a cuento del silencio sospechoso que se ha cernido sobre dos sentencias de los tribunales constitucionales de Italia y Alemania a propósito de sendas peticiones para celebrar un referéndum de secesión en Venecia y Baviera respectivamente. La sentencia del Tribunal Constitucional alemán es la más reciente, del 2 de enero de 2017, y sorprende por su brevedad. Los juristas alemanes señalan que esta brevedad y la ausencia de fundamentos jurídicos es relativamente inusual en el Alto Tribunal de Karlsruhe.

El texto despacha la cuestión en cuatro líneas (literalmente). Simplemente se dice que «la solicitud es inadmisible» y que, «en la RFA, como estado nacional basado en el poder del pueblo, los estados (federados) no son los dueños de la Constitución. No hay lugar para buscar la secesión. Cualquier solicitud de secesión es contraria a la Constitución». Así de simple y así de contundente. 
La sentencia italiana está un poco más elaborada. El 19 de junio de 2014 el Consejo Regional de Venecia adoptó dos leyes regionales proponiendo un referéndum sobre la independencia de la región (Ley 16/2014) y otro sobre la autonomía de la región (Ley 15/2014). 

Inmediatamente el Gobierno italiano interpuso recurso de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional italiano contra dichas leyes. 

El 25 de abril de 2015, el tribunal dicta sentencia en la que reafirma claramente la indivisibilidad de la República italiana, admitiendo no obstante el principio de la organización de consultas populares por la autonomía regional, en ciertas áreas de competencia. El tribunal declara que el referéndum previsto no solo afecta a opciones fundamentales de rango constitucional, y como tales cerradas a los referendos regionales de acuerdo con la jurisprudencia constitucional, sino que además propone cambios institucionales drásticos radicalmente incompatibles con los principios fundamentales de la unidad y de la indivisibilidad de la República, conforme al art. 5 de la Constitución. 

El tribunal también subraya que: «La unidad de la República es uno de los elementos esenciales del ordenamiento constitucional que deben ser excluidos incluso de los poderes de revisión constitucional (sentencia n°1146 de 1988)». Sin duda alguna, el sistema jurídico está también fundado en otros principios que incluyen el pluralismo social e institucional y la autonomía territorial, así como la apertura de la integración supranacional y el orden internacional. Pero estos principios deben desarrollarse en el marco unitario de la República: «La República, una e indivisible, reconoce y favorece la autonomía local». 

La contundencia de estas dos sentencias es clarificadora, mucho más si tenemos en cuenta que su análisis es pertinente para nosotros porque la Constitución española de 1978 está fuertemente influida en los aspectos territoriales, tanto por la italiana del 48 como por la Ley Fundamental de Bonn del 49. Europa sufre de nuevo erupciones nacionalistas en muchos lugares. No son solo las regiones internas de los estados miembros. Las más graves hoy vienen de la extrema derecha que abiertamente reclama la vuelta a las naciones en Francia, Hungría y Holanda..., amenazando seriamente la UE. Pero si a esa amenaza le añadimos la aparición de diez o quince nuevos estados desmembrados de los actuales, entonces, sí, estamos rotos.

Publicado en El Correo, 4/02/2107

3 de febrero de 2017

¿Prudencia o cobardía?

Una cosa es la prudencia y otra es la cobardía. La historia está llena de reacciones prudentes que el tiempo demostró cobardes. El Gobierno español no ha estado a la altura. Desde la llegada de Trump a la Casa Blanca asistimos asombrados a una sucesión de decisiones y amenazas que alientan la xenofobia, el odio y la tortura, y que apuestan por la desintegración del proyecto europeísta. Como socialistas y como demócratas no podemos esperar a ver qué pasa, como si estuviéramos ante una tormenta que amainará antes o después. Como europeos, además, tenemos que reaccionar con una respuesta nítida, contundente y unida al giro radical de un país que en tan solo unos días pretende tirar por la borda 70 años de colaboración y amistad. 

Las instituciones europeas han tardado en reaccionar, pero empiezan a hacerlo. El grupo de socialistas españoles en el Parlamento Europeo hemos tomado la iniciativa y esta semana hemos impulsado una serie de medidas que esperamos respalden el resto de los grupos políticos.

En primer lugar, necesitamos saber cómo nos afectan de forma práctica las medidas de Trump. Qué ocurre con los europeos que son además nacionales de los países a los que Estados Unidos ha puesto el veto. Qué consecuencias tiene su intención de dejarnos fuera de los mecanismos de protección de datos. Qué ocurre con los millones de mujeres de países en desarrollo que se verán privadas de asistencia en cuestiones de salud sexual y reproductiva.

En segundo lugar, hemos pedido que se activen mecanismos diplomáticos de respuesta. Queremos que la Alta Representante para la Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, llame a consultas al embajador de la Unión Europea en Washington, para expresar de manera clara nuestro profundo descontento con el Gobierno de Estados Unidos. Del mismo modo, rechazamos que el economista Ted Malloch sea nombrado embajador ante la Unión Europea. Ni sus formas, ni el contenido de sus declaraciones, que vaticinan la desaparición del euro y la desintegración de la UE, sean el mejor precedente para recomponer una relación que pasa por su peor momento. 

En esta situación creemos además que los países europeos no deben invitar ni recibir a Donald Trump. No es el momento, al menos, mientras mantenga esta política de hostilidad, desprecio y ausencia de respeto a los derechos humanos.

Sí, hemos tomado la iniciativa, y lo hemos hecho con responsabilidad. Porque una cosa es reaccionar con "gritos y estridencias", como decía el portavoz del Gobierno, Iñigo Méndez de Vigo, y otra muy distinta mirar hacia otro lado cuando se humilla a nuestros hermanos de México, se ataca nuestra lengua y se atenta contra los principios más elementales que nos han permitido vivir en paz desde hace 70 años.

Publicado para 20 minutos, 3/02/2017

2 de febrero de 2017

Entrevista "Hoy en Madrid" 2/02/2017

El programa Hoy en Madrid, presentado y dirigido por Ely del Valle, que de lunes a viernes, emite Onda Madrid, de 08:00 a 13:00h, ha recibido la visita de Ramón Jáuregui. El eurodiputado socialista se ha referido a los problemas a los que se enfrenta la UE, agravados por la hostilidad de Donald Trump, quien ha anunciado la intención de nombrar a Ted Malloch como embajador de EEUU ante la Unión Europea, un hombre que se ha declarado anti europeísta y seguidor del Brexit.


Entrevista en este enlace.
eXTReMe Tracker
Foto: SANTOS CIRILO
Videos: PARLAMENTO EUROPEO.