23 de enero de 2017

Entrevista para "El Correo" 23/01/217

 Ramón Jáuregui es uno de los dirigentes del PSOE que está elaborando los documentos previos al congreso de junio, unos textos que buscan adecuar el discurso del partido a los nuevos tiempos. Ya en 2013 coordinó la conferencia política que los socialistas habían diseñado para relanzarse. Cuatro años después, el PSOE está obligado a un nuevo ‘reseteo’. Jefe de la delegación de los socialistas españoles en el Europarlamento, admite que las cuestiones internas le «aburren» y le generan «desazón», pero tal y como está su formación, también reconoce que es lo que «toca». Y en mitad de ese debate teórico, ha arrancado la carrera de las primarias. 

 – ¿Qué le parece que Patxi López se haya presentado a las primarias?

 – Ha dado un paso valiente, pero también le pido que pacte. Es mejor un acuerdo orgánico que una confrontación entre candidatos.
Cuando se refiere a pactar, ¿habla de hacerlo con Susana Díaz? 

– Que pacte con los que se presenten. Todavía es pronto para hablar de nombres. No conocemos quiénes van a ser los candidatos. En todo caso, sigo pensando que lo mejor para el partido, tal y como hoy está, es un acuerdo orgánico. El riesgo de dos o tres candidatos es que se acentúe la división interna sin que haya grandes diferencias ideológicas.

 – ¿Y no las ve entre López y Díaz? 

– No, para nada. Por eso pido el pacto. Puestos a poner adjetivos, podemos poner muchos. Patxi dice que quiere una «izquierda exigente». Pero también hay que pedirla moderna... Y seguro que entre todos los candidatos que se presenten hay muchas coincidencias. Por eso muchos, y no solo yo, creemos que el acuerdo orgánico es necesario.
¿Votará a López como secretario general del PSOE?
– Cuando conozcamos los candidatos y veamos cuáles han sido sus esfuerzos para esa unidad orgánica, hablaremos. 

¿Considera que Díaz es la mejor candidata para liderar al PSOE?

– Por ahora no ha dado un paso adelante y no me voy a aventurar. Sería especulativo. No voy a entrar en la guerra de nombres. Pero, insisto, lo que quiero es un partido unido que se lance a la remontada.
¿Ve factible un enfrentamiento entre Patxi López y Susana Díaz?

– No lo deseo, sinceramente.

¿Entendería que Pedro Sánchez se presentase a las primarias?

– No, pero no es mi decisión. 

¿En qué medida están cerradas las heridas internas?

– Se van cerrando. La tensión que vivió el partido fue sobre todo emocional. Hubo más de sentimiento que de razonamiento político. Pero los logros que se han alcanzado desde entonces ponen en evidencia que hay notables oportunidades de doblegar el brazo de Rajoy con las nuevas mayorías que hay en el Congreso. La reflexión política que hay que hacer es la de proyectar a futuro un PSOE que vuelva a presentarse ante los españoles como un partido capaz de ofrecer una alternativa.

Pero da la sensación de que hay un notable resentimiento en muchos sectores del partido.

– Yo puedo entender que mucha gente sintiera dolor por lo que se produjo el año pasado. Comprendo ese sentimiento, pero no se trata de volver al pasado, sino de mirar al futuro, de reconstruir el PSOE que necesitamos. Somos un partido de mayorías; no estamos aquí para ser el partido mayoritario de una izquierda minoritaria ni para liderar una oposición fragmentada. Esa no es nuestra pelea. La nuestra es ser un partido de mayoría a la derecha, aun aceptando que haya otras izquierdas.

– ¿Por qué esperar hasta junio para celebrar el congreso.

– Primero, porque hay que hacer una reflexión política y no se puede hacer en cuatro días. Más vale hacer las cosas bien que hacerlas rápido. Y segundo, porque hay que introducir un debate interno que llevamos tiempo sin tener. Hay que elaborar tres ponencias sobre los aspectos políticos, económicos y sociales. Hay que abrirse a lo que yo llamaría la órbita progresista española, aprovechar para construir esas bases de reflexión y someterlas al debate de las bases. Es algo que no hemos hecho en serio desde hace tiempo. Y ese tiempo es necesario. Las ponencias se elaborarán en el entorno de la primavera y hará falta un poco más de tiempo para asentar el debate político.

– Pero ese debate ya se produjo en la conferencia política de 2013. Tampoco ha pasado tanto tiempo.

– Pasan cosas casi todos los días y a un ritmo trepidante. Podríamos poner mil ejemplos. El crecimiento de los populismos es de hace dos años, la crisis europea de la inmigración, lo mismo que el auge de las formaciones de ultraderecha en diferentes países de Europa; la crisis que hemos vivido en la gobernación española es del año pasado... Y así podríamos seguir. Hay cosas que ya están perfectamente reformuladas, la reforma constitucional, por ejemplo. Pero la reflexión que tiene que hacer el PSOE es que en estos tres años ha perdido a la mitad de sus votantes, que la mitad del electorado que tiene la ultraderecha en Europa procede de votantes de la izquierda... 

– Idoia Mendia y otros dirigentes del PSOE insistieron en el último comité federal que es esperar demasiado.

– Los que dicen eso no están en la elaboración de las propuestas, quizás por eso puede explicarse esa apuesta por la precipitación. No puedo decir otra cosa: me parece precipitado. Lo que toca es hacer un trabajo bien hecho y, porque no decirlo, un trabajo orgánico bien hecho también requiere tiempo. Y por cierto, me gustaría que el PSE estuviera en él. 

– ¿Y no lo está? ¿Las posturas están tan alejadas?

– Sí, pero espero que estén en el acuerdo final. Es el papel natural del PSE, no tanto por su importancia cuantitativa, sino por su trayectoria histórica. Debe estar en el corazón de la gestión socialista. Si no estamos ahí, estamos muertos
.
– ¿Cómo define la labor de la gestora?

– Una labor pragmática en la que tiene que gestionar esta transición. Su tarea fundamental es convocar el congreso, ordenar el proceso y elaborar las ponencias y facilitar el debate. La política la está llevando el grupo parlamentario y con éxito, en mi opinión.

– Uno de los principales reproches que se le hace a la gestora es que se ha aproximado demasiado al PP.

– No, todo lo contrario, se están consiguiendo cosas muy importantes. Estamos poniendo de manifiesto que el PP está en minoría. Una crítica de esa naturaleza podría hacerse si el PSOE apoyase los Presupuestos de Rajoy, porque eso compromete muchas políticas, pero creo que eso no se va a hacer. 

– ¿Los militantes del PSC deben participar en la elección del líder del PSOE?

– Cuanto más unidos estemos el PSC y el PSOE mejor para afrontar el reto secesionista de Cataluña.

Publicado en El Correo, 23/01/2017.
eXTReMe Tracker
Foto: SANTOS CIRILO
Videos: PARLAMENTO EUROPEO.