23 de octubre de 2015

Desayuno RSE Ecoembes. 23/10/2015

 Ramón Jáuregui, eurodiputado socialista, repasó en un desayuno organizado por Ecoembes, la situación de la RSE en España, Europa y a nivel internacional.



El eurodiputado socialista, Ramón Jáuregui reflexionó sobre la evolución de la Responsabilidad Social, sus retos y amenazas durante un encuentro celebrado en la sede de Ecoembes en Madrid. 




España y la RSE. “Cada país cuenta con una cultura diferente de RSE y desarrollo su camino, como sucede con los sectores, pero faltan acuerdos sectoriales globales, como ocurre en el textil o las empresas extractivas de minerales. En  España casi somos campeones del mundo de la RSE, contamos con más empresas firmantes del Pacto Mundial, existe una gran cultura de formación académica, se realizan muchos eventos, los departamentos de las empresas dedicados a la materia han crecido, contamos con una política pública de RSE notable desde hace años, pero veo que realmente la evolución está bastante parada. Soy muy crítico con la realidad actual porque la RSE no ha calado en la sociedad civil, las administraciones públicas o los medios de comunicación. Si no hay demanda, premio y castigo, la RSE corre riesgo de morir lentamente”. 

Voluntariedad. “La voluntariedad es intrínseca a la RSE, es la superación voluntaria de los marcos mínimos. Lo lógico es que la RSE acabe construyendo normas que ya se han hecho hábito en la sociedad, que luego se conviertan en normas. Un ejemplo, tras el desastre del Rana Plaza en Bangladesh las empresas y países han conformando una solución que se ha convertido en ley para mejorar las condiciones laborales. Por eso es básico que a la idea de RSE le añadamos estímulos públicos y discurso político para su desarrollo”. 

Beneficios. “Las empresas van a tener que explicar cada vez más a la sociedad cómo obtienen los beneficios. Los mercados están aumentando su exigencia sobre las empresas y es lo que está impulsando la RSE, más que la presión social. También sería importante que se sancione públicamente a las empresas que incumplen la ley o tienen conductas irresponsables”.

Frenos. “Los frenos de la RSE es que la sociedad civil está poco vertebrada, los medios de comunicación poco interesados y demasiado deudores de sus propietarios y anunciantes. Ni los sindicatos ni las ONG o consumidores han tenido paciencia para seguir demandando RSE y si la sociedad no es perceptora, el interés por no se produce”. 

AAPP. “El desarrollo de la RSE en el sector público ha sido ilimitado y el sector público no está respondiendo en clave ejemplar”. 

Alta dirección. “Aunque se ha formado a los equipos de RSE, sigue existiendo una baja conciencia de RSE entre los líderes empresariales. Si no viene impulsada desde arriba no se construye una cultura ejemplar y de transparencia y no hay posibilidades de avanzar, a lo que hay que añadir una confusión conceptual porque la gente cree que es acción social. La RSE no puede servir sólo para hacer memorias. Si se unen todos estos frenos, la RSE corre el peligro de destruirse”. 

Directiva Información No Financiera UE. “Hay que ver qué consecuencia tiene que las 6.000 empresas de la UE con más de 500 empleados tengan que rendir cuentas a partir de 2017”. 

Volkswagen. “Es básico incorporar la RSE al núcleo del negocio y no de manera colateral. En el caso de Volkswagen se engaña con los motores de los coches, que es su actividad. Escándalos como éste generan una creciente desconfianza social con el mundo empresarial y daña al corazón de la ecuación que estamos tratando, porque la gente no nos va a creer. Casos como los de Fiat y Starbucks que se beneficiaron de trato tributario favorable, que ha sido sancionado por la Comisión Europea, también contribuyen a ese desprestigio”. 

Desigualdad. “La desigualdad ha entrado con fuerza en el debate social, también en nuestro país. Hay una sensación de ruptura del viejo contrato social europeo construido tras la II Guerra Mundial por la globalización y se ha generado un descontento con Europa y la empresa”. 

Derechos Humanos. “Europa y Estados Unidos se siguen aferrando a que las empresas no puedan ser juzgadas por incumplir los Derechos Humanos, pero sería una gran conquista que la Justicia pudiera juzgar los comportamientos irresponsables de las compañías. Mientras, son necesarios los Planes Nacionales de DDHH, que en Europa lo han desarrollado seis países, en base a los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos de las Naciones Unidas. 

En España, que se logró un borrador de Plan Nacional de DDHH en poco tiempo, los ministerios de Economía y Hacienda lo han frenado”. 

Políticos y RSE. “Después de 15 años hablando de RSE, tengo la sensación predicar en el desierto. En el Parlamento Europeo a los políticos no les importa la RSE, sólo nos importa a cuatro. Para el programa electoral del PSOE me han consultado algo, pero es un error que la socialdemocracia vea a la empresa con una visión decimonónica y el resto de izquierdas no veo que tengan un alternativa real a la RSE”. 

Economía circular. “Hay una gran corriente en Europa de que la economía circular es el futuro porque en Europa somos los líderes en renovables, cambio climático, reducciones emisiones, reciclaje. En materia de RSE la exigencia medioambiental siempre ha sido más exigente que en materia laboral”.



Organizado por Ecoembes

eXTReMe Tracker
Foto: SANTOS CIRILO
Videos: PARLAMENTO EUROPEO.