30 de noviembre de 2009

Entrevista en Radio Euskadi.30/11/2009



En una entrevista a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, el europarlamentario Ramón Jáuregui, afirmó que los movimientos de la izquierda abertzale son "intuitivos" de que "ese mundo quiere que acabe la violencia", pero "todavía no lo hace con la suficiente claridad y valentía".

"Yo creo que esto es lo importante, a mi me parece que no hay que despreciar esos movimientos, pero hay que exigirles claridad y firmeza. Tienen que saber que la única manera de acabar es pidiéndole a ETA que deje de matar porque, a partir de ahí, se abre un espacio nuevo", agregó.

Por otro lado, ante la polémica suscitada por el retraso de la transferencia de las políticas activas de empleo tras el acuerdo alcanzado entre PSOE y PNV, aseguró que "no le parece admisible" que el partido jeltzale haya exigido como condición, en su pacto presupuestario con los socialistas, establecer "un veto a las políticas que el Gobierno vasco y central puedan hacer en esa materia".

"Los responsables en esa cuestion son el gobierno vasco y central respecto al acuerdo que lleguen, si al PNV no le gusta, que lo critique, en el Parlamento vasco y en el español, que censure al lehendakari como quiera, pero él no puede arrogarse una función que no tiene", agregó.

En este sentido, manifestó que la exigencia por parte del PNV de que la transferencia "tiene que ser visada" por ellos, es "inexplicable e inadmisible".

Respecto a la postura del PSOE, indicó que los socialistas, con el objetivo de buscar en el acuerdo en el Presupuesto e interpretando que el pacto sobre la transferencia se iba a producir, "no ha cuestionado la condición que el PNV ha establecido". "Pero insisto, el PNV no puede retrasar una transferencia si el Gobierno vasco y el central llegan a un acuerdo", agregó.

Por otra parte, sobre la carta del ex lehendakari, Juan José Ibarretxe, publicada hoy en la que dice que, en materia económica, el Gobierno vasco está "ausente", Jáuregui aseguró que "no son justas esas críticas porque el Ejecutivo socialista ha incorporado un programa de inversión para dar salir a la crisis, con recurso a la deuda, que muy notable".

"Ha puesto en vigor una política económica radicalmente contraria a la que utilizó él, él era muy austero en su política económica, excesivamente ahorrador en tiempos de crisis", añadió.

Jáuregui señaló que, por su parte, el Gobierno socialista "ha echado a andar con un ambiciosísimo plan económico de ayuda a la crisis", por lo que cree que Ibarretxe "no tiene razón".

Por otro lado, ante la propuesta trasladada por el PNV en el Parlamento europeo para garantizar una mayor seguridad de los atuneros en el Océano Indico, manifestó que "lo más importante" es pedir a los países que amplíen la zona de protección e intentar ayudar a las flotas pesqueras que, "a veces se salen de la zona".
Asimismo, destacó la importancia de asegurar la presencia de la protección privada porque es "un paso importante". A su juicio, la discusión sobre si tiene que ser o no fuerzas militares es "complicada" en Europa y "la mayoría está en contra" porque, salvo Francia, "nadie más lo hace".

Jáuregui indicó que hay "más cosas que hacer" porque "combatir a la piratería es una de las grandes tareas de la acción defensiva internacional", pero cree que en estos meses "se ha empezado a aprender y resolver las cosas".

Ante la presidencia española de la UE a partir del 1 de enero, indicó que lo primero que debe hacer España es "poner en marcha el mecanismo institucional y echar a andar la Europa de 2010 con ese nuevo traje que tiene, con esa nueva arquitectura constitucional e institucional".
Asimismo, cree que se deberá continuar con la estrategia de "salida de la crisis" porque es "el gran tema del momento". "Hay que empezar a decidir si las ayudas que los países están prestando hay que mantenerlas o no, si hay que empezar a aumentar los impuestos o no o si hay que reducir el déficit público de los europeos", agregó.

En tercer lugar, afirmó, ante las tareas dentro de la presidencia española, que habrá que definir "una estrategia post Lisboa" porque en 2010 concluye la que se estableció en el año 2000. Además, apuntó que también hay que configurar la agenda social. "Los próximos meses son importantes y, desde luego, a Zapatero y a España le corresponde hacerlo bien", agregó.

Jáuregui manifestó su satisfacción por el apoyo de los partidos del arco parlamentario española a la presidencia del consejo de la UE porque, "por encima de partidismos, lo importante sería, en este caso, dar una imagen de país".
Por otra parte, se refirió a la entrada en vigor mañana del Tratado de Lisboa, con el que "se pone fin a nueve años de incertidumbres, primero por el fracaso que tuvo la Constitución".
Ante el nombramiento del nuevo presidente de la UE, Herman Van Rompuy, aseguró que tiene unas características de "gran componedor y buscador de consensos". A su juicio, elementos como el nuevo tratado de Lisboa, la creación de las figuras del presidente del Consejo o de un ministerio de Exteriores, junto a la nueva Comisión presidida por José Manuel Durao Barroso, supondrán "un avance importante" para el proyecto europeo y se darán "unos pasos fundamentales en un momento cumbre".

"Europa está en un debate hamletiano, en un debate de ser o no ser, es un debate que funcione, que eche andar, que sea importante, que pese en las mesas de la globalización, que tenga influencia en la gobernanza del mundo", añadió.

Asimismo, destacó el "alto" valor que supone que Joaquín Almunia haya sido nombrado vicepresidente y comisario de la Competencia de la UE. "Para los vascos y para quienes somos amigos además de él, de la misma familia política y amigos personales, lo de Joaquín ha sido un éxito", indicó Jáuregui, quien destacó la responsabilidad que tendrá Almunia y subrayó que, por ejemplo, muchas de las operaciones de fusiones de cajas en España "van a pasar por su cartera".




Fuente: Europa Press.
Foto : Eitb.com.
eXTReMe Tracker
Foto: SANTOS CIRILO
Videos: PARLAMENTO EUROPEO.